Taller de constelaciones familiares

Técnica que permite ver de forma rápida cómo cada uno estructura sus vínculos familiares y sociales, y solucionar los problemas que están sucediendo.

...
Otros eventos que te pueden interesar

Datos de contacto

Este evento no tiene actualmente convocatorias activas.

Entra en contacto con el organizador del evento para conocer nuevas convocatorias para el evento.

Qué son las Constelaciones Familiares

Se trata de un trabajo terapéutico desarrollado por el psicoterapeuta alemán Bert Hellinger que aborda los problemas de relación -o de cualquier otro tipo- con un enfoque sistémico, es decir, teniendo en cuenta todo el sistema familiar de la persona y toda su red de vínculos. Es una experiencia que remueve, que agita interiormente y nos hace contactar con las sutilezas y los movimientos profundos del alma. Y que asimismo revela los vínculos, las dinámicas y realidades que están actuando sobre la persona desde la sombra.

Es una técnica que permite ver de forma rápida cómo cada uno estructura sus vínculos, y cómo estos vínculos nos permiten caminar con fuerza hacia la vida o nos lo impiden, cómo nos abren puertas o nos las cierran, cómo nos conducen hacia la dicha o hacia la desdicha, cómo nos sanan o nos enferman, cómo nos crean problemas o nos los resuelven. Y cómo nuestros vínculos amorosos con nuestros anteriores, especialmente con nuestros padres, sostienen nuestros vínculos amorosos con nuestros posteriores, en una suerte de geometría precisa de las relaciones humanas.

El trabajo con Constelaciones Familiares muestra como las relaciones ocultas con otros miembros de la familia, especialmente con aquellos cuyos destinos fueron especialmente difíciles (exclusiones, muertes prematuras...), son el origen de muchos fenómenos como depresiones, sentimientos de culpa, problemas psíquicos, fracaso laboral, en las relaciones, etc.

Las Constelaciones Familiares representan una de las más bellas maneras de sanar las raíces, de reconocer y dejar las cargas, los obstáculos, el sufrimiento, la enfermedad; volviendo a formar parte del movimiento armónico, de la corriente amorosa de la Vida.Una apuesta por la claridad y por la recuperación del poder, con el apoyo del mejor deseo de nuestros antepasados.

Una Constelación Familiar se podría definir como un árbol genealógico vivo, en el cual, se muestran claramente los conflictos, enredos y orígenes de los problemas, del sufrimiento, de la enfermedad, de las dificultades de las que, muchas veces, nos sentimos víctimas. El trabajo con Constelaciones Familiares muestra como las relaciones ocultas con otros miembros de la familia, especialmente con aquellos cuyos destinos fueron especialmente difíciles (exclusiones, muertes prematuras...), son el origen de muchos fenómenos como depresiones, sentimientos de culpa, problemas psíquicos, fracaso laboral, en las relaciones, etc. Estamos influenciados invisiblemente por estas relaciones e incluso, algunas veces, dominados por ellas. Hay un vínculo invisible con todos los miembros de la familia, los conozcamos o no, e incluso aunque no hayamos oído nunca hablar de ellos.Todos los asuntos reprimidos por la familia rondan como fantasmas en el sistema familiar; asuntos como sentimientos que nunca pudieron ser expresados, los miembros que injustamente fueron excluidos o la culpa que alguien carga sobre sí mismo.Los recién llegados, es decir, los hijos, perciben las energías, las guardan y las viven. Así, forman un entramado con sus antepasados y así, toman sus puntos de vista, sentimientos y destinos buscando, de alguna manera, traer un equilibrio al sistema; lo cual, lejos de conseguir, no hace sino perpetuar la infelicidad al interior de éste.Al cargar con asuntos y sufrimientos que no nos pertenecen nos vemos condenados a repetir pautas que solo traen enfermedad e insatisfacción a nuestras vidas.

El trabajo con Constelaciones Familiares permite iluminar, hacer visibles los enredos, los desórdenes al interior de las familias.Cuando los órdenes son percibidos y respetados, se convierten en fuente de energía y paz interior.Permite colocar en su lugar aquello que quedó pendiente y devolver a la persona su propia responsabilidad y el lugar que le corresponde en la familia, rompiendo con aquel destino, aquellos comportamientos, aquellas pautas inconscientes que le tenían prisionero y devolviéndole, por tanto,la libertad de elegirla abundancia en lugar de la escasez,el amor en lugar del dolor,la plenitud en lugar de la enfermedad...

Cuando una persona mira a sus ancestros a los ojos, tiene que reconocer que no puede sostener su “no”, que no tiene elección en relación a su origen. En la mayoría de los casos, esta confrontación genera un asentimiento y un movimiento hacia ellos. Sólo quien está en consonancia con su pasado tiene futuro. Quien está resentido con su pasado, está atado, y por lo tanto no está libre para el futuro. La fuerza para la solución y la curación viene de la consonancia. (...) Para una vida plena en salud es necesario estar en consonancia con nuestros padres, con la historia de nuestra familia, y con la historia del mundo tal cual es. Lo contrario de consonancia es exigencia, reproche y juicio. En ellos nos estrechamos e inmovilizamos. Su finalización la vivimos como sanadora y pacificadora del alma y del cuerpo.
Stephan Hausner

Evento realizado anteriormente en  Vigo, Pontevedra

Sugerencias de eventos