El Aguila del Norte Chamanismo Inca

Por Jorge López

El Chamanismo IncaLa Filosofía de los chamanes Q'eros de Ausangate es la de tomar conciencia de que estamos en una vida material de experimentación donde los errores forman parte de esta fantástica aventura de estar encarnados en la materia. Somos Ángeles en una experiencia dentro de la materia.

En estos tiempos nos encontramos en plena transformación de la conciencia, en la muerte del ego (efecto 2012) para pasar a la energía del corazón o crística de la segunda inocencia. Esta transformación tiene cuatro etapas y las llamamos el paso de la conciencia basada en el ego a la conciencia basada en el corazón. Esta transición se efectúa en esta vida, sin transito por la muerte.

El primer paso es estar insatisfecho con lo que el ego tiene para ofrecerte y se siente un desear "algo más". Se experimenta un vacío interior, se siente estar en las garras del miedo y necesidad de reafirmarse a sí mismo constantemente buscado validación externa. El final de la etapa del ego aparece cuando el alma se da cuenta de que repite una y otra vez el mismo ciclo de acciones y pensamientos. Aquello que la conciencia basada en el ego intentaba prevenir, al final sucede. La tapa se levanta y toda clase de emociones y temores salen sembrando duda y confusión en su vida. Vivir según lo que dispone el ego es muy represivo, estas sirviendo a un pequeño y temeroso dictador que aspira al poder y al control. A esta etapa nosotros la denominamos el Sur, el camino del  Hampiq. Es el camino que reúne las técnicas de auto-sanación y de evolución de conciencia en base a la auto-sanación de las heridas mas viejas y profundas. Es la etapa de observar, comprender y sanar tus heridas internas.

El segundo paso es comenzar a ser conscientes de tus ataduras a la conciencia basada en el ego, reconocer y liberar las emociones y pensamientos que van con el ego.  El paso mas importante de esta etapa es que tu estas queriendo entender tu dolor interno y se consigue aceptándolo, comprendiendo sus orígenes y permitiéndote ser. Se llega a la conciencia de "lo que es" y no se tiene interés por lo que "debería ser". Al descubrir el origen primario de la rabia espiritual, la tristeza acumulada en tus encarnaciones y el miedo espiritual de tu alma, y descubres que son estas emociones las que originan las tres trampas para ser sanador o auto-sanarse, es cuando entonces todo se llena de amor y compasión. A esta etapa nosotros la denominamos el Oeste, el camino de recuperar la energía propia y el poder personal. Reúne técnicas para dejar las dependencias energéticas y sanar el alma. Des estructurar el ego y volverte a reinventar. Te das cuenta que tu no eres tus ropas, que no eres tus roles. Sanas episodios del pasado rodeándolos con tu conciencia presente y los dejas ir.

El tercer paso es permitir que mueran las viejas energías basadas en el ego y siendo tu nuevo ser. El acceso conciente a tu Yo Superior, a tu niño emocional, a tu alma, a tus sueños. El ego tendía a clasificarlo y a definirlo todo, el corazón es abierto, explorador y dispuesto a re examinar, dispuesto a perdonar. Cuanto actúas desde el corazón no empujas ni fuerzas. Nada dejara tu realidad a no ser que tu la ames. Amar es igual a "dejar en libertad". Hasta que tu no abraces tu realidad actual y la aceptes como tu creación, tu realidad no podrá dejarte, cuando interactúas con la realidad desde el corazón, dejas ser a la realidad. No tratas de cambiarla, cuidadosamente observas lo que es, y pasas a crear tu realidad desde el corazón. A esta etapa la llamamos el Norte, el camino de despertar a la conciencia de tu Yo Superior y de tu Maestro interno. Reúne técnicas para escuchar a tu alma, para abrirte a lo nuevo, liberas expectativas y te haces receptivo a lo "que es". Hallaras paz interior por primera vez, porque liberas el control permitiendo desplegarse a la magia de la vida. Todo lo que has de hacer es escuchar.

El cuarto paso es el despertar dentro de ti de la conciencia basada en el corazón, motivada por amor y libertad, ayudar a otros a hacer la transición. Es donde te abres al Espíritu. Ese lugar de paz y silencio dentro de ti es llamado Espíritu. Es cuando te conectas con el Espíritu, tu te conectas con tu Divinidad. Te das cuenta de que no eres dependiente de nada fuera de ti, tu eres libre. Estas completamente en el mundo pero no eres del mundo. Morirse no es algo que tu hagas, es algo que tu permites que suceda. Te entregas a ti mismo al proceso de morirse. La muerte es siempre una liberación de lo viejo y una apertura a lo nuevo. La muerte como ha sido definida hasta ahora es una ilusión, es solo miedo al cambio. No hay muerte, solo cambio. A esta etapa la llamamos el Este, el camino de la trascendencia, te vuelves tu Ser verdadero, natural. Comienzas el camino de ayudar a los demás desde el nivel del Espíritu, enseñas a los demás al ser Tu mismo. No es por medio de teorías o métodos es permitiéndote a ti mismo ser exactamente quien eres y expresándote tu mismo de la manera mas alegre, es así como tu presencia se vuelve muy útil. Es compartiéndote a ti mismo con otros. Esta cuarta etapa de la transición desde el ego al corazón, consiste en trascender el nivel del alma y elevarse al nivel del Espíritu. No quiere esto decir que el alma sea "menos" que el Espíritu, la verdad es que eres mas amplio y mas grande que tu alma.

Jordi López - El Aguila del Norte

Artículo publicado por Jorge López el 27 Febrero 2010. Última modificación el 3 Abril 2015. Valoraciones: 4.5 de 5 en 4 votos.