La perfección del ser humano

Maria Docavo Alberti ha escrito la definición de Kinesiología

Familia caminado sobre la playaEl pasado fin de semana asistí como ponente a unas jornadas de DEA (dificultades especificas de aprendizaje) organizadas por la Fundación Aprender y la Asociación de movimiento rítmico y reflejos primitivos, jornadas de terapias holisticas, en las que todos contemplamos al niño con problemas de aprendizaje como un todo, no separamos síntomas sino en el que se contempla al niño en su integridad, sus emociones sus pensamientos, su cuerpo y su energía.

Cada ponente hablaba de su especialidad, verdaderos profesionales en el campo de la visión, de la audición, del sistema  locomotor. Cada uno explicaba  los órganos, su función, y su interrelación con los demás sistemas. Se habló mucho del cerebro, de nutrición, de huesos, músculos, ojos, oídos, neuronas.

Yo como kinesióloga trabajo desde hace tiempo con el niño y adulto con ese principio, desbloqueando pensamientos enquistados y emociones y energías bloqueadas considerándolo parte de un todo. La mente, el cuerpo, las emociones, la energía y  el alma o parte espiritual de cada persona, sea religiosa o no. Pero según iba escuchando y viendo, cada vez me maravillaba más y más, de ese milagro que es el SER humano, de la complejidad de su organización, de su interconexión, tejidos, sistemas, cerebro, células todo ello funcionando día a día durante años .

¿No os parece un milagro?, si observamos como se forma un bebé en el útero de la madre, como de una célula  se forma lo que somos durante toda la vida. ¿No es impresionante? No os parece de una inteligencia supina? De una inteligencia superior a todo lo que nos podemos imaginar, todo solo puede ser obra de un SER SUPERIOR y lo más increíble es que formamos parte de eso.

Todos los seres humanos y no humanos claro esta , pero el humano es el Sumun, con lo cual os invito al regalo de vernos así, por un momento mirad al otro como eso, nada mas, no mirar lo que les falta , ni lo que deberían ser  y tener ,a nuestros ojos. Solo eso, un ser humano cuerpo, mente, alma, todos ellos pensando, amando y viviendo como pueden y como saben o como creen.

Os invito a participar del milagro, veréis que diferencia, aunque sea por unos momentos.

Con mi agradecimiento a todos los terapeutas y asistentes a las jornadas por hacerme ese regalo.

Maria Docavo 

Artículo publicado por Maria Docavo Alberti el 14 Abril 2010. Última modificación el 15 Abril 2015. Valoraciones: 4.5 de 5 en 4 votos.