Masajes en los pies para practicar en pareja

Purificación González Ruiz ha escrito la definición de Coaching

Masaje pies en parejaLa Reflexología, es una ciencia que aplica un masaje en los puntos reflejos de los pies, conectando así esas terminaciones nerviosas con todos los órganos, músculos y piel.

Los bloqueos energéticos ocasionan perturbaciones en la salud, por ello con  suaves presiones, mediante masajes, se devuelven el equilibrio y bienestar al organismo.

La Reflexología entre los miembros de la pareja fomenta un intercambio de energías similar a los que se producen durante las relaciones sexuales.

Practicar los ejercicios de Reflexología para el sexo  estimula a ser amoros@,  afectuos@..., aunque no siempre acabe en una relación sexual plena.  El estímulo provocado por el masaje activa la liberación de sustancias como la endorfina, que induce a un estado de bienestar y placer.

Un masaje es incitante y te prepara para la intimidad, relajándote y despejando la mente de preocupaciones, lo que te permite desconectar. En sí misma la Reflexología no te excita, pero puede ayudar a sentirse segur@ y cómod@ con la pareja.

Se sugiere realizar previamente a las relaciones sexuales, un masaje de unos 15 minutos de duración comenzando por, sujetar un pie de la pareja entre las dos manos, sin ninguna idea preconcebida, esto  llevará a  relajarse y despejar la mente de preocupaciones, al mismo tiempo que se ejerce un gesto amoroso.

Masaje en las siguientes zonas:

  • Plexo Solar: Se ejerce un presión con el pulgar sobre el punto reflejo, se mantiene brevemente y se suelta, este efecto es relajante.
  • La Pituitaria: Ayuda a equilibrar las hormonas y sentirte bien.
  • El Cuello y la Garganta: Para relajar cualquier  tensión de esta zona.
  • El corazón: Para estimular la circulación.
  • El pecho, el tórax, los Pulmones y el Diafragma: Ayudan a relajar la respiración y  aumentar la producción de hormonas.
  • Las glándulas suprarenales: Favorecen el equilibrio hormonal y energético.
  • Las gónadas: Para equilibrar las zonas sexuales y estimularlas.
  • La columna: Favorece la circulación y la relajación.

Finalizamos del mismo modo que comenzamos, sujetando el pie con  las dos manos unos momentos, concentrándose en ese instante.

Artículo publicado por Purificación González Ruiz el 24 Agosto 2012. Última modificación el 2 Febrero 2015. Valoraciones: 4.3 de 5 en 4 votos.