Reinvéntate

Cómo reinventarseCuando una persona deja de identificarse plenamente con su mente, con sus pensamientos, juicios, valoraciones y emociones, comprende que es algo más, mucho más que sus ideas y sus opiniones. Entonces empieza a comprender qué es lo que hay detrás de la expresión yo soy.

Dr. Mario Alonso Puig

Hoy te sorprenden en el trabajo, te ponen encima de tu mesa de trabajo la carta de despido; tú te consideras una persona responsable, trabajadora, lo has dado todo por la empresa...crees que no te lo mereces y te quedas sin trabajo...¿Y ahora qué?...O bien, eres una de tantas personas que llevas mucho tiempo buscando trabajo y no encuentras nada...

Ayer te encontraste una nota encima de la mesita del comedor diciendo que te dejaba y se iba...que ya no te quiere y no puede más contigo...te sientes sólo/a, ahora ¿qué harás?, toda tu vida giraba a su alrededor, te sientes sin vida, no puedes vivir sin él/ella, te encuentras como un barco sin rumbo...

Se podrían poner tantos ejemplos... donde, sin más, un día cambia nuestra vida...como si nos la robaran... todo lo teníamos bajo control aunque no nos gustara...podíamos decir que estábamos acomodados...

Cuando vemos que después de este tipo de situaciones todo sigue igual, no avanzamos, es porque debemos cambiar algo....si cambiamos nosotros, el entorno cambia, sean personas o cosas...sólo debemos enfrentarnos a nuestra resistencia al cambio...es el momento de reinventarse...para ello

"Debemos enfocarnos en lo que queremos y no en lo que tememos..."

Reinventarse

La mayor parte de las convicciones que nos limitan, lo hacen sin que nosotros lo sepamos, esto es, actúan por debajo del plano de la consciencia. O salimos de nuestra forma limitada de pensar o seremos incapaces de ver las cosas desde esa perspectiva que nos va a permitir descubrir puertas donde antes sólo veíamos muros.

Para ello debemos aprovecharnos de nuestras capacidades muy valiosas para razonar y analizar. Quizá , ahora que tenemos tiempo, debamos estar solos, encontrarnos con nosotros mismos y escuchar lo que realmente nuestro corazón quiere, sólo él tiene la respuesta.

Abrir nuevos frentes, nuevas vías, nuevas miradas, abrir la mente... ir más allá , sólo así encontraremos un nuevo camino y todo empezará a fluir...sólo pruébalo, no pierdes nada...

Necesitamos tener el coraje para adentrarnos en el otro espacio, el que no se ve, si lo hacemos, descubriremos dos cosas: el origen de nuestras conductas automáticas y nuestro potencial inexplorado.

Muchas veces lo más valioso está oculto a nuestros ojos. Acercarse a lo que ya conocemos con un espíritu abierto puede ayudarnos a descubrir mucho más.

En la vida, cuando algo nos importa de verdad y sentimos el miedo al vacío, hemos de confiar en que, cuando demos un paso adelante, a pesar de nuestro miedo, comenzaran a desplegarse nuestras alas.

La manera en la que enfocamos nuestra atención puede ser fuente de equilibrio o de desequilibrio en nuestras vidas. Debemos ser los dueños de nuestra atención. Recuerda que donde vaya tu atención irán tus emociones y tu energía.

No tienes que convertirse en nadie diferente a quien ya es, porque, en tu esencia, UD ya eres perfecto, esto es, completo. Lo único que tal vez necesites es descubrir que hay realmente detrás de las palabras YO SOY.

En algunas ocasiones nos aferramos a una zona conocida puede impedirnos adentrarnos en otros espacios de descubrimiento y evolución.

El cuerpo es el inconsciente, y por eso cuando cuidas tu cuerpo, cuidas tu mente, cuando cuidas tu mente, también cuidas tu cuerpo.

¿Cómo lo podemos hacer?

  • Ocuparse de buscar soluciones en lugar de preocuparse.
  • Los ejercicios de respiración son muy importantes para ayudar a desprendernos de esas corazas emocionales que hemos desarrollado a lo largo de los años.
  • La aceptación impulsa a la acción, a la toma de responsabilidad, a ser uno plenamente consciente de que sí que es capaz de dar una respuesta a lo sucedido. Cuando estamos en un momento confundido, perdido y frustrado, es cuando estaremos en un momento de trasformación, de cambio. Si pasa algo, es porque hay algo que aprender.
  • No sentirse culpable de la situación, ni culpar al otro o hacia el exterior, no justificarse y no juzgar. Perdonarse a sí mismo y también permitirte equivocarte.
  • Mantener la atención centrada en el aquí y el ahora. Vivir y cultivar el presente para recibir el futuro.
  • Relájate y medita, baila, cinco minutos al día de la mejor manera que puedas y sepas.
  • Hoy haz algo que nunca habías hecho. Otro día haz algo por alguien. Cada año ve a un sitio que nunca habías estado.
  • Ama incondicionalmente la vida y las personas, dar y recibir, rodéate de sabiduría y rodéate de las personas que quieres, serán buenos maestros.
  • Vive el presente minuto a minuto y observa la realidad a tu alrededor.

Elena Miralles
Terapeuta Natural

Artículo publicado el 9 Octubre 2013. Última modificación el 24 Abril 2015. Valoraciones: 5.0 de 5 en 5 votos.