Crecimiento personal con los Registros Akáshicos

Los Registros Akashicos como instrumento para el desarrollo personal¿Qué son los Registros Akáshicos?

Los Registros Akáshicos son los archivos que contienen toda la historia o la información de la existencia, en ellos se guarda la memoria de todo el Universo, todo lo que ha pasado, todo lo que está pasando y todas las posibilidades futuras.

La mayoría de Maestros de esta disciplina utilizamos para ayudar a las personas a entender qué son los Registros la metáfora de que son como una especie de biblioteca gigante donde queda registrado todo lo que ha ocurrido, lo que está ocurriendo y las cosas que tal vez ocurrirán en el futuro, probablemente no hará falta decir que no hablamos de una biblioteca en un formato físico y palpable, es más bien un concepto para ayudar a la mente racional a comprender la idea, pues cuando hablamos de Registros Akáshicos nos referimos a algo que está allí donde está la energía, es decir, que está en todas partes, así que podríamos hablar de una especie de biblioteca virtual.

Personalmente me gusta pensar que los Registros Akáshicos son algo así como un "Internet Cósmico" dónde uno puede encontrar la información que necesita si sabe cómo buscarla. Cuando accedemos a los Registros la información nos llega a través de nuestros guías o los de la persona que recibe la consulta.

Es importante decir que todo lo que existe tiene sus propios Registros, no sólo las personas, sino las plantas, las piedras, los animales y cualquier otra cosa que esté compuesta por energía, es decir, todo. El Universo nos habla constantemente a través de todo lo que existe, sólo tenemos que aprender a escuchar lo que nos dice.

Crecimiento personal a través de los Registros Akáshicos

Los Registros Akáshicos nos pueden ayudar en nuestro crecimiento personal y en nuestra evolución porque precisamente la diferencia de esta herramienta con otras técnicas como podrían ser la videncia, el tarot o cualquier otro método de adivinación radica en que los Registros Akáshicos no nos sirven para hacer predicciones, ni para adelantarnos al futuro, aunque a veces podamos obtener esa clase de información, lo importante de esta técnica no es averiguar "qué" ocurrirá en el futuro, o "cuándo" ocurrirá lo que queremos, lo información más valiosa que nos ofrecen los Registros es la que nos ayuda a entender "el porqué" de las cosas, nos ayuda a contestar preguntas tales como: ¿Por qué tengo tal problemática? O, ¿por qué se repite tal patrón en mi vida? O, ¿qué tengo que aprender con respecto a esto que estoy experimentando en mi vida?

Obtener respuestas a esa clase de preguntas nos ofrece un entendimiento que es precisamente el motivo por el que recibir una lectura de Registros Akáshicos o aprender a leerlos nos puede ayudar en nuestro camino evolutivo, pues la información que recibimos nos permite realizar aquellos aprendizajes que nos causan sufrimiento en menor tiempo, ya que los Registros nos revelan una visión más amplia de lo que sucede en nuestra vida y por tanto nos facilitan conseguir, de esta manera, una mayor comprensión que nos ayude a trascender lo que nos ocurre de forma más fácil.

El trabajo con los Registros Akáshicos nos ofrece la posibilidad de evolucionar y conectarnos con la parte nuestra que tiene las respuestas y la información que necesitamos en cada momento, no es una herramienta mágica que nos soluciona la vida, es una herramienta que nos permite conocernos mejor y trabajar para mejorar nuestros puntos débiles, nuestros patrones negativos y nuestros bloqueos, es una técnica que nos ofrece la comprensión y la guía para poder mejorar nuestra vida en todos los aspectos, nos permite crecer, evolucionar y estar en contacto con los verdaderos deseos de nuestra alma y de nuestro corazón, que al final son los que tienen la clave de nuestra felicidad.

¿Qué ocurre cuando accedemos a los Registros?

Cuando accedemos a los Registros ya sea que lo hagamos nosotros mismos o a través de una lectura que nos realice otra persona ocurren tres cosas:

  1. Recibimos información relacionada con aquellas cosas que preguntamos siempre y cuando sea el momento adecuado para obtener esa información, a veces recibimos otras informaciones por las que no habíamos preguntado pero que resultan ser más importantes para nosotros en nuestro momento presente.
  2. Recibimos sanación, pues al abrir los Registros entramos en contacto con una vibración energética elevada que proviene de los Maestros Ascendidos, los Ángeles, los Arcángeles, los Guías y los Seres de Luz que custodian los Registros o que acompañan a la persona que está recibiendo la lectura.
  3. Recibimos también dispensación kármica, pues gracias a la información que recibimos se produce un entendimiento o aprendizaje que nos permite liberarnos de karma, teniendo en cuenta que el karma en occidente se suele malinterpretar y lo asociamos con castigo en vez de con aprendizaje, que es lo que realmente es. Lo percibimos como castigo pues al no aprender sufrimos, pero cuando aprendemos ese sufrimiento desaparece o se alivia.

¿Quién puede acceder a los Registros Akáshicos?

¿Quién puede acceder a los Registros Akáshicos?En principio cualquier persona que no sufra de alguna problemática o discapacidad intelectual podría acceder a los Registros Akáshicos pues forma parte de nuestro derecho de nacimiento, si habláramos de coches podríamos decir que es un accesorio que viene de serie, esa conexión con los Registros viene de serie con el ser humano, no obstante el acceso a los Registros sólo es permitido por los Guardianes de los mismos a aquellos cuya intención es pura y honesta, cuando la intención de la persona que quiere acceder a ellos es la de aprender, enseñar a otros, evolucionar y permitir que la información recibida le ayude en su crecimiento personal y a ser más respetuoso con el mundo que le rodea, el acceso es concedido sin problema por los Guardianes de los Registros, en cambio si la intención es la de cotillear e intentar acceder a información de terceras personas sin su permiso, las puertas de los Registros se cierran y no facilitan dicha información.

Otra cosa a tener en cuenta es que aun siendo una cualidad innata que todos poseemos, no todas las personas están preparadas para interactuar con los Registros Akáshicos en su momento presente, pues dependiendo el punto de evolución en el que estemos, interactuar con los Registros nos puede abocar a una movilización a nivel personal tan grande para la que no estemos preparados en el momento actual, para ello, a veces, conviene prepararse previamente con otras disciplinas que permitan hacer un trabajo personal antes de aventurarse a trabajar con los Registros.

¿Quién puede enseñar o realizar lecturas?

No todo el mundo que enseña o hace lecturas está preparado para ello, realizar una lectura o enseñar a canalizar y leer los Registros Akáshicos, desde mi punto de vista, es una gran responsabilidad para la que hay que prepararse a conciencia, pues especialmente en el caso de los profesionales que enseñan esta técnica o realizan lecturas a otras personas, es muy conveniente que previamente se hayan trabajado lo suficiente para poder realizar una enseñanza o una lectura lo más limpia posible sin teñirlas con sus propios filtros y problemáticas personales, esto no quiere decir que un lector o maestro de Registros Akáshicos no tenga aprendizajes que hacer o problemas con los que lidiar, pues probablemente si eso ocurriera ya no tendría nada que le retuviera en este plano de existencia, pero si que es necesario que como mínimo tenga cierta estabilidad personal que le permita quitarse de en medio cuando hace una lectura para otros o cuando enseña a trabajar con los Registros a otras personas, pues sino teñirá la experiencia de la persona que aprende o que consulta con sus propias miserias y le dará una visión distorsionada de lo que son los Registros Akáshicos.

El trabajo con los Registros Akáshicos es una de las herramientas de crecimiento personal más potentes, que personalmente, conozco, pero sólo si se hace un uso de ella que nazca desde el amor incondicional y se trabaja desde una conciencia de Luz y no desde una conciencia que tenga como punto de partida el miedo.

Enseñar a leer Registros es relativamente fácil, hoy en día hay incluso algunos libros que explican cómo hacerlo, cualquier maestro o maestra de esta disciplina, probablemente, podrá iniciarte en esta herramienta de crecimiento personal, pero no todo consiste en leer una Oración Sagrada o hacer una meditación para acceder a los Registros, es importante enseñar también a gestionar esta potente herramienta y con esto no pretendo hacer una crítica a compañeros y compañeras que trabajan con los Registros, pero sí espero que sirva para que todos tomemos un poco más de conciencia, tanto los que enseñamos y hacemos lecturas, como aquellos que tienen ganas de aprender, pues la capacidad para enseñar o realizar lecturas a otros no te la da un taller de un fin de semana, ni dos, por mucho diploma que te den, en un curso se te muestra el inicio del camino, pero la capacidad para poder compartir tu conocimiento con otras personas solo te la da recorrer ese camino y andar lo suficiente por él como para integrar no solo el aprendizaje que te ofrecieron en el curso, sino el tuyo personal obtenido de tu propio caminar, así que no tengas prisa, camina hasta que estés preparado para correr y hazlo con honestidad y humildad.

Que los guías te acompañen y te orienten.

Santos Ávila
Maestro de Registros Akáshicos, entre otras muchas cosas, pero especialmente un ser humano en proceso de autoconocimiento, como la mayoría, aunque no lo sepan
www.saluzinterior.com

Artículo publicado por el 21 Abril 2014. Última modificación el 7 Junio 2014.
Este artículo ha recibido 3536 visitas. 4.2 en 23 votos.