¿Cómo funciona la sanación energética?

En qué consiste la sanación energéticaLa respuesta fácil a esta pregunta tan frecuente es que “Todos estamos conectados”.

Sin embargo, esta información muchas veces nos lleva a preguntarnos la también habitual pregunta de "¿Cómo estamos todos conectados?".

Primero, para entender cómo estamos conectados, necesitamos entender que todo es energía. Este concepto es ya de por sí difícil de asimilar, especialmente cuando la mayoría de vosotros estaréis, en este preciso momento, sentados en lo que aparenta ser una silla muy sólida pero, sin embargo, el hecho es que está científicamente probado que todo es energía.

Somos como peces nadando en un mar de energía. La energía es el material con el que todas las cosas están hechas; está en todas las cosas y a través de todas las cosas, y llena el inter-espacio del Universo. Dr. Bradley Nelson

La vibración de la energía

No sólo todo es energía sino que a su vez esa energía vibra a diferentes frecuencias. La Ley de la atracción (Platón -alrededor de 319 AC- decía : “Lo similar se atrae” ) explica que la frecuencia que emitimos es la que recibimos, que es por lo que a la gente positiva les suele pasar cosas positivas y viceversa.

En qué consiste la sanación energética a distancia

Lo que sea en lo que enfocamos nuestra mente, eso es lo que recibiremos/seremos (hay demasiadas personas a las que citar con respecto a esto, pero será suficiente decir que Buda y Louise Hay, entre muchos otros, han sido citados refiriéndose a este tema).

Si hay dos personas, una llena de positividad y otra hundida en la miseria, después de un rato encontrarán una frecuencia común – o el positivo se sentirá peor (su energía positiva le habrá sido chupada) – o el que se siente desgraciado se sentirá mejor. Todos tenemos personas, sitios y cosas que nos hacen sentir mejor – que elevan nuestra vibración – un buen amigo, la playa, el amanecer, nuestra mascota, nuestra butaca favorita, etc. (¡incluso si esa butaca está vibrando a una frecuencia diferente a la nuestra, y aparente ser sólida!). Esto demuestra que podemos ver y sentir la energía que nos rodea de forma cotidiana.

La interacción a distancia

Así que, ¿cómo se aplica esto a distancia? Bueno, la raíz de esta respuesta la encontramos en la física Cuántica, y particularmente en las 2 principales teorías cuánticas.

La primera es la de la No-Localidad (a la cuál Einstein se refería como “la inexplicable acción a distancia”) y la segunda es la Intricación Cuántica. Ahora, yo no soy físico cuántico y apuesto a que no muchos de los que lean esto lo serán, así que no voy ni a intentar desmigar estos conceptos científicos y la evidencia que ellos aportan pero, por favor investigadlos y buscadlos en Google.

Abreviando; se ha observado que lo que afecta a una partícula en un sitio determinado, también afecta a otra partícula (átomo, fotón, molécula...energía), aparentemente separada y que se encuentra en otra localidad. El concepto de la Intricación se ve comúnmente en las madres que pueden “sentir” cuándo sus bebés les necesitan o con gemelos que pueden “sentir” lo que el otro siente.

Sin embargo, sí citaré al biólogo celular internacionalmente reconocido, Bruce H. Lipton, que, en mi opinión, lo ha resumido de una forma maravillosa en el capítulo 2 de su último libro, “The Honeymoon Effect” (2013) (El Efecto Luna de Miel), titulado Buenas Vibraciones, “... una vez que una partícula interactúa (o en el lenguaje cuántico, “intrica”) con otra partícula, sin importar la distancia a la que se encuentran, (eso es no local), sus estados mecánicos se mantienen unidos.

Si, por ejemplo, la dirección rotatoria de una partícula es en dirección de las agujas del reloj, la dirección rotatoria de su intrincada gemela es la opuesta, al contrario de las agujas del reloj... Da igual la distancia que las separe, cuando la polaridad de la rotación de una de las partículas cambia, la polaridad o rotación de su gemela también cambia simultáneamente, incluso si una se encuentra en parís y la otra Pekín.”

No es factible ni legal que cite el capítulo entero aquí, pero después de investigar profundamente este fenómeno, esta es la mejor explicación para nosotros, profanos en la materia, que he encontrado hasta ahora, y cuesta menos de £8 comprarlo en internet, así que si alguien sigue teniendo dificultades con esta pregunta le animo a que invierta en él. (El libro también explica cómo mantener el romance vivo en la relación de pareja, de ahí viene el título).

La importancia de la "intención"

Cuando sanamos a distancia (o se lleva a cabo una investigación científica para probar la teoría mencionada) se necesita estar concentrado en lo que se está haciendo – los sanadores energéticos lo llaman “intención”, pero su propósito vuelve al hecho de que los pensamientos son energía y los pensamientos positivos atraen a sus similares y, entonces, esa interconexión que todos poseemos se vuelve más fuerte cuando está específicamente dirigida.

No sé si esto os he respondido las preguntas - sólo lo puedo explicar cómo yo lo veo y como he dicho anteriormente yo no soy científica, pero a los que no estén seguros, os tengo que preguntar ¿Por qué no simplemente creer?

Después de todo, yo no entiendo la electricidad demasiado bien pero sé, creo y espero que la luz se va a encender en cuanto le dé al interruptor. No entiendo demasiado bien cómo funciona internet pero sé, creo y espero respuestas cuando las busco en google... y hay millones de personas, puede que tú seas una de ellas (¿), que no entienden demasiado bien la química que contienen los medicamentos que les prescriben, sin embargo “creen” y “esperan” que funcionen. (Ahora estamos tocando los conceptos del Efecto Placebo que puede ser un tema relevante para explorar...... pero esa es otra historia!).

Estamos todos conectados en el gran ciclo de la vida! El Rey León

Para terminar citaré a Bruce Lipton otra vez (y al Rey León!)

Una vez que aceptamos el hecho de que somos fundamentalmente seres energéticos inextricablemente conectados al vasto, dinámico campo energético del que formamos parte, ya no podemos vernos como individuos impotentes y aislados.
Bruce Lipton

En otras palabras, estamos todos conectados tenemos poder dentro de esta conexión energética nuestra. Si sigues teniendo dudas, sólo puedo decir, pruébalo – venga, dale al interruptor y ¡que se haga la luz!

Para más información sobre el Código del Cuerpo y el Código de la Emoción y cómo te puede ayudar por favor consulta mi web o escríbeme un email y estaré encantada de ayudarte.

Artículo publicado por el 9 Febrero 2016. Última modificación el 9 Febrero 2016.
Este artículo ha recibido 1138 visitas. 5.0 en 12 votos.