Taller: Chi kung estacional, preparándonos para el otoño

Desde el chi kung, expresaremos y estaremos en sintonía con total fluidez y naturalidad de todo nuestro cuerpo con la energía que nos trae el otoño.

Otros eventos que te pueden interesar

Datos de contacto

El evento no tiene actualmente convocatorias activas.

Entra en contacto con el organizador del evento para conocer nuevas convocatorias para este evento.

El Chi Kung es una práctica milenaria integrada dentro de la Medicina Tradicional China.

En ella se trabaja todo el conjunto de nuestro cuerpo: físico, mental y emocional. Haciéndose partícipes: la conciencia, presencia, respiración, postura y juntamente el enraizamiento de la mano del fluir. No hay lugar a tensiones, ni sobreesfuerzos, todo es armonioso, en el ritmo que marca nuestro cuerpo.

A lo largo de este taller vamos a ir conectando y a sentir nuestro cuerpo, interna y externamente. Trabajando la comunicación y preparación para la llegada del otoño mediante la práctica de Chi Kung

En el taller realizaremos:

  • Estiramientos.
  • Ejercicios específicos para estar en sintonía con nosotros y con el otoño.
  • Se incluirá la construcción de ideogramas con el propio cuerpo.
  • Mandalas.
  • Meditación.
  • Automasaje Tuina con puntos específicos para tonificar en esta estación.
  • Se detallarán algunas recomendaciones dietéticas para incorporar a lo largo de esta estación.
  • Coloquio.

Todos ellos son un conjunto de herramientas que se pueden ir aplicando en el día a día de manera sencilla. Consiguiendo así que, con la llegada del otoño, época de inicio de quietud, se estabilice la energía expandida durante el verano.

Desde la perspectiva de la Medicina Tradicional China (MTC), disciplina en la que se encuentra integrada el Chi Kung, el otoño es la estación en que todo empieza a aquietarse, a enlentecerse después de la expansión producida en la primavera y la culminación del verano. El otoño prepara la llegada del invierno. Es el momento de calentar, calmar y centrar el cuerpo para asentar la energía que en la estación previa estuvo en un estado de expansión, superficial y rápida.

A nivel de sentimientos, esta estación otoñal está vinculada con el recuerdo. A diferencia de la memoria que es acordarse de lo acontecido o de las cosas, el recuerdo es hacerlo operativo.

El recuerdo es la vivencia permanente del instante.

Si observamos la naturaleza, podremos apreciar que es el momento de dejar ir para ser capaces de dar cabida a lo nuevo y descubrir lo significativo en nuestras vidas.

A nivel de órganos, se vincula el otoño al pulmón y a su acoplado el instestino grueso.

El pulmón es el responsable de hacer circular el Qi y el aire de la respiración por todo nuestro cuerpo.

Desde la MTC se dice que la sangre sigue a la energía y que ambas dependen de la respiración.

El pulmón es un órgano delicado, siente aversión por el calor y al mismo tiempo no tolera el frío. Cuando el factor exógeno invade el cuerpo humano puede hacer daño al pulmón.

La función del Pulmón de limpiar el aire y bajar la energía ayuda a la función del Intestino Grueso de transporte.

No temas al otoño si ha venido. Aunque caiga la flor, queda la rama. La rama queda para hacer el nido.
Leopoldo Lugones

Evento realizado anteriormente en  Barcelona