Síndrome de Atrapamiento del Nervio Pudendo (SANP): Un dolor que no debes sufrir en silencio

Síndrome de Atrapamiento del Nervio PudendoLa neuralgia del pudendo o síndrome del atrapamiento del nervio pudendo es una entidad dolorosa, que se produce cuando el nervio o una de sus ramas se daña, se inflama o es comprimida o atrapada. El dolor es la causa más común de consulta y se localiza en la zona anal y genital. Se agrava al sentarse, disminuye o desaparece al estar de pie y al acostarse. Se puede percibir de múltiples formas, como un dolor quemante, tirante, con sensación de descargas eléctricas y pellizcos, con entumecimiento, aumento de la sensibilidad, sensación de bulto o cuerpo extraño, sensaciones anormales de temperatura, estreñimiento con dolor durante la defecación, esfuerzo o ardor al orinar, coito doloroso y disfunción sexual.

El tiempo medio de diagnóstico de esta neuropatía es de 4 años, con un rango de 1-15 años. Los médicos visitados antes del diagnóstico oscilan entre 10-30.

En cuanto a la prevalencia por sexo afecta más a las mujeres, 7 de cada 10 casos son mujeres. En Europa se calcula que 1 de cada 7 mujeres experimentará esta patología en forma transitoria o crónica, sin predilección por la edad.

Al no encontrar respuesta y tratamiento adecuado para estas dolencias, este padecimiento suele ser catalogado como un “Cuadro de histeria” con implicación psicológica.

Diferentes presentaciones del dolor en el SANP:

  1. Dolor neuropático, quemante, eléctrico, punzante, en zona anal, y genital, pudiendo irradiar a glúteos.
  2. Dolor con síntomas urinarios (vejiga irritable, micción con obstrucción).
  3. Dolor con defecación dificultosa por obstrucción.
  4. Dolor con disfunción sexual (dispareunia, persistente excitación).
  5. Dolor con incontinencia urinaria, anal o ambas.
  6. Todas las anteriores.
  7. Cambios cutáneos: entre los signos de expresión de compromiso de fibras autonómicas podemos observar cambios en la piel de la región glútea, como piel de aspecto "anserina", Piel de naranja por cambios tróficos en relación a la lesión del nervio pudendo.

Son síntomas expresados con una larga data y de tal severidad, que incluso se ha descrito que ha llevado a algunos pacientes a considerar el suicidio.

Anatomía:

El nervio pudendo, se encuentra en la región pélvica, se origina en el plexo sacro y es considerado el principal nervio del perineo y el más importante nervio sensitivo de los órganos genitales externos, transporta las señales desde y hacia los genitales, zona anal y la uretra, además de estar directamente relacionado con las funciones de micción, defecación, eyaculación y parto.

Inerva a los músculos del suelo pélvico como los esfínteres externos del ano y de la uretra, al bulboesponjoso y al isquiocavernoso y parte del levantador del ano, además inerva la piel perianal, la del pene, prepucio y escroto en el hombre y los labios mayores y el clítoris en la mujer.

Es el responsable de transmitir prácticamente todas las sensaciones placenteras responsables del orgasmo en ambos sexos.

Las Causas de lesión o atrapamiento son muy diversas:

  1. Profesión, oficio o práctica deportiva que implique permanecer mucho tiempo sentado.
  2. Compresión mecánica: debido a disfunciones a nivel de las articulaciones sacroilíacas y del pubis, por caídas de sentado sobre el coxis, por microtraumas repetidos en ejercicios o deportes que se realizan en posición de sedestación como el ciclismo, el spinnig, en las cuales un sillín inadecuado puede causar una compresión permanente que lleva a la larga a desencadenar un SANP.
  3. Por trastornos funcionales digestivos como el estreñimiento crónico donde el asa intestinal inflamada puede producir un efecto masa acompañado con un aumento de tono de los músculos del suelo pélvico y atrapar al nervio.
  4. Parto vaginal y episiotomía.
  5. Radioterapia pelviana, que provoque cambios morfológicos y estructurales en los tejidos adyacentes, llevando a comprimir al NP.
  6. Puede ser debido a un trastorno inflamatorio asociado a enfermedades autoinmunes, a infecciones que afecten a los órganos de la pelvis menor, a una compresión por una masa tumoral, etc.

Criterios diagnósticos:

Sin duda se trata de síntomas y signos muy amplios, y con una gran variabilidad individual, lo que hace más difícil el diagnóstico.

El diagnóstico se realiza principalmente por la historia clínica y el examen físico.

Dolor en el área de distribución del nervio:

  1. Rama rectal inferior: dolor en ano, perineo y nalgas
  2. Rama Perineal: dolor en labios menores y mayores, periuretral, escroto
  3. Rama dorsal del clítoris y pene: dolor en zona del clítoris y sínfisis del pubis, pene

Signo de Tinel:

El dolor aquejado por el paciente se reproduce al comprimir el tronco del nervio pudendo.

Rolling Test:

Consiste en realizar un pliegue de piel desplazarlo desde el ano hacia el pubis, sobre el trayecto de las ramas del nervio pudendo, esto reproducirá el dolor en la zona de distribución nerviosa.

Criterio de diagnóstico menores:

  1. Dolor neuropático: sensación de quemazón, descarga eléctrica, entumecimiento, etc.
  2. Posición dolorosa y posición antiálgica: el dolor aumenta al sentarse y se alivia al estar de pie o acostado.
  3. Existencia de un factor desencadenante: parto, traumatismo, cirugía, etc.
  4. Ausencia de una patología de pelvis menor que explique el dolor, como: trastornos ginecológicos (endometriosis, adenomiosis) masa tumoral, etc.

Tratamiento:

Todos los casos donde la causa del atrapamiento nervioso se deba a trastornos músculo-articulares de la pelvis, se pueden tratar con éxito combinando técnicas de fisioterapia, de osteopatía y de nutrición ortomolecular.

  1. El objetivo del tratamiento es normalizar la correcta función de las articulaciones sacroilíacas, del pubis, coxis y de la columna lumbar con el fin de restablecer el tono normal de la musculatura del suelo pélvico, la cual está implicada en el atrapamiento nervioso. Para esto se aplican técnicas osteopáticas de ajuste articular y técnicas de relajación muscular.
  2. En ciertos casos cuando existe un esguince del coxis por una caída de sentado, es necesario corregir la posición del mismo mediante técnicas internas vía anal. Esto requiere un alto grado de formación profesional y seriedad por parte del terapeuta.
  3. Un aspecto muy importante es corregir la disfunción intestinal si la hubiera, por su efecto masa sobre el nervio y por la tensión que aplica sobre el suelo pélvico.
  4. También es importante evaluar la existencia de una intolerancia alimentaria, la presencia de toxinas y de un déficit de nutrientes que pueden producir una sensibilización de los nociceptores y potenciar el dolor por irritación de las vías nerviosas. Esto se puede llevar a cabo mediante la kinesiología y la nutrición ortomolecular.
  5. “El tratamiento de este tipo de patologías debe ser integral, tratando todos los aspectos implicados en el origen del atrapamiento del nervio pudendo y aquellos otros que potencian las reacciones inflamatorias y de dolor que este atrapamiento produce, solo así se alcanzan excelentes resultados”.
Artículo publicado por Salutverda el 31 Mayo 2013. Última modificación el 23 Mayo 2016. Valoraciones: 4.8 de 5 en 128 votos.