Depresión postparto: cómo reparar el cuenco vacío

Cesar Erazo ha escrito las definiciones de Acupuntura · Homeopatía

depresion postpartoUna de cada cuatro mujeres sufrirá depresión después del parto. Y puede ser muy leve, como la llamada DEPRESIÓN BABY-BLUES, que es pasajera, no dura más de dos semanas, o puede ser una verdadera depresión, que puede aparecer entre la primera y la doceava semana post-parto. La etiología permanece desconocida para nuestra medicina moderna.

Sería lógico pensar que la causa es una alteración hormonal, pero las analíticas muestran que los niveles hormonales no son distintos entre una mujer embarazada y una en post-parto, sobre todo en los estrógenos, que son los que influyen poderosamente en el ánimo femenino.

¿Cual es la causa de la depresión post-parto en Medicina China?

En Medicina China, el parto implica la pérdida de sangre y de energía (el CHI). Esto es también muy lógico, porque realmente ocurre una gran pérdida de líquidos y sangre. Para los sabios taoístas antiguos, cada parto es como si se creara un nuevo universo. En el mito taoísta de la creación, el creador PANGU surge de la ruptura de un huevo cósmico. La depresión es causada por ese cuenco (El Útero), que queda vacío de energía y sangre.

Entonces, en medicina china, hay que reparar ese cuenco roto.

¿Dónde está este cuenco roto en nuestro cuerpo?

Los antiguos taoístas le llamaron cuenco, al espacio vacío, como una hondonada, que tenemos detrás de la clavícula. (En nuestra medicina se llama Fosa supraclavicular) y en medicina china, justo en el centro de la clavícula, es donde se rompe este cuenco durante el momento del parto.

Por eso este punto se llama QE PEN, el cuenco vacío, el cuenco roto.

Cuenco roto con la depresión postpartoQE PEN, el cuenco roto, es un punto del estómago, que se encarga de llevar la energía nutricia de los alimentos a los otros meridianos que se cruzan allí, justo en ese sitio. Es la energía de la tierra, la que nutre la sangre. (El ESTÓMAGO junto con el BAZO nutren los músculos, tranquilizan la mente, forman la energía de la TIERRA).

Justo en ese sitio, el estómago recibe la energía del fuego celeste, los tres calentadores, el SANJIAO, un meridiano energético que trae energía CHI masculina, el YANG del fuego celeste.

Para acabar de nutrirnos, este punto recibe la energía de la Vesícula Biliar, que pertenece al elemento MADERA (La energía de la MADERA la forman el HÍGADO y la VESÍCULA BILIAR, esta energía nutre los tendones, los ojos, el ánimo, la actividad y la vesícula Biliar nos da el coraje para afrontar ese duro cambio de la Maternidad)

¿Cómo usar este punto para la depresión post-parto?

Con la yema de tu dedo índice, toca el centro de tu clavícula y deslízate a la parte posterior, hasta que sientas que hay sensación de calor, presión o vibración, eso te indica que es el sitio correcto.

Luego, suavemente, desliza la yema de tu dedo de izquierda a derecha. Es como si hicieras sonar un cuenco tibetano. Rozas suavemente tu punto REPEN, y vas a sentir la sensación de unión, de cómo se va reparando ese cuenco roto: una energía vibrante viene del cuello y notas como se une con otra que viene del pecho. Es la energía del Cielo y la tierra, que comienzan a reparar ese cuenco cósmico, para que los sonidos tibetanos curativos, te devuelvan a tus niveles adecuados de CHI y SANGRE.

¿Cual es el mejor momento para hacer este masaje?

La mejor hora para hacer este masaje es entre las siete y las nueve de la mañana, cuando está en su máximo la energía del ESTÓMAGO. No más de tres a cinco minutos por lado.

Momento y posicion para hacer el masaje en punto QE PENSiéntate y procura tocar el suelo con tus pies descalzos o con las piernas cruzadas, siéntate en el suelo, para recibir mejor la energía telúrica. Realmente aprovecha esos momentos en que tu regalo de vida este dándote un merecido descanso.

Existen otros puntos nutricios de la sangre y la energía, pero solo un examen más profundo de tu pulso y tu lengua o con la medida directa de tus puntos fuente (los puntos YUAN de la mano y el pie), obtenemos un esquema de tratamiento más completo para recuperarte.

La buena noticia es que no eres una mala madre, como muchas mujeres y sus familias pueden pensarlo. Solo se ha roto tu cuenco tibetano de Nutrición, solo se han vaciado tus reservas de CHI y XUE (el nombre chino para la sangre).

Los sabios taoístas dejaron escrito como podrás recargarte.

Artículo publicado por Cesar Erazo el 3 Septiembre 2013. Última modificación el 9 Diciembre 2016. Valoraciones: 5.0 de 5 en 4 votos.