Reiki para animales

Aplicar Reiki en animalesEl Reiki es un método terapéutico que reequilibra y reestructura la Energía en el cuerpo. De hecho, la palabra "Reiki" procede del japonés y significa "Energía Universal de la Vida".

La terapia de Reiki se basa en la sanación que se consigue a través de las manos del terapeuta, puesto que éstas actúan como canales de recepción y emisión de Energía y se posan encima de los principales centros energéticos o "Chakras" que se encuentran repartidos a lo largo del cuerpo del animal que absorbe de este modo la energía que necesita.

Se consigue así una gran rearmonización energética, tanto física como emocional, que comporta tranquilidad, calma y bienestar al animal, en el menor de los casos.

El Reiki es un método muy recomendable para todos los animales, incluidos los salvajes y los de granja. Los animales, teniendo siempre en cuenta que es lógico entender y respetar la naturaleza y el carácter de cada uno de ellos, absorben rápidamente el Reiki que necesitan.

Su sistema es todavía tan inteligente y preciso, que ellos mismos saben cuándo tienen bastante y no quieren seguir recibiendo más energía Reiki. Así pues, se ha de estar muy atentos a todo lo que el animal nos pueda indicar con su comportamiento, siendo lo más normal, en los casos en que el animal al que estemos haciendo Reiki no quiera más o tenga suficiente, que éste se incorpore y simplemente se vaya.

Es muy importante puntualizar que es el propio animal quien decide comenzar y seguir o no una sesión.

El Reiki, al igual que las Esencias y demás Terapias sanadoras, nunca ha de ser impuesto a ningún Ser que no lo necesite o desee.

Es por eso que cuando decidimos ofrecer Reiki a un animal se le explica al mismo antes de comenzar una sesión por qué deseamos sanarlo en cualquier aspecto y le pedimos el permiso necesario para tratarle.

Conoce donde se ubican los chakras en los animalesEsta norma forma parte del Respeto hacia toda forma de vida, y se encuentra también como principio fundamental del Reiki. Sólo con el permiso del Ser podemos aplicar Reiki, ya que de lo contrario, éste simplemente no opera.

La persona que canaliza Reiki, puede sentir, tras una sesión, una enorme gratitud por parte del animal de varias formas: en su mirada, cuando te lamen las manos, te besan, etc.

El terapeuta, por su parte, siente también una enorme gratitud hacia ese Ser, al que de hecho, da las Gracias, como norma de Reiki, por haberse ofrecido libremente a sanarse mediante esta Energía.

El Reiki es totalmente compatible con la medicina alopática y en ningún caso debe de desecharse un diagnóstico veterinario. Así, teniendo en cuenta dicho diagnóstico, el Reiki puede considerarse para el animal justamente como una ayuda natural "extra" y complementaria a cualquier tratamiento veterinario. No olvidemos el hecho de que el Reiki nunca tiene ningún efecto secundario o nocivo para el animal. Lo que el cuerpo no absorbe, se deja ir de forma natural.

En cualquier caso, el Reiki es una experiencia energética sanadora que cualquier animal debería tener la posibilidad de experimentar, ya que a través de esta Energía nos desplazamos al espacio del Amor Universal sin límites en el que los animales, al igual que toda Forma de Vida que habita esta Tierra, están incluidos merecidamente.

Inma Alonso

Artículo publicado por el 11 Marzo 2015. Última modificación el 3 Abril 2015.
Este artículo ha recibido 2112 visitas. 4.6 en 5 votos.