Los vampiros energéticos de tu familia - cómo gestionarlos

Cómo gestionar los vampiros energéticos de tu familiaCuando los vampiros energéticos son de tu familia, la situación puede ser difícil de gestionar. En este artículo te daré cinco consejos que te pueden ayudar cuando alguien de tu entorno familiar te desgasta energéticamente.

¿Qué es un vampiro energético?

Vampiro energético es un término dramático para un concepto simple: se refiere a alguien que te hace sentir como si te desgastara emocionalmente. En otras palabras, son personas que te hacen sentir exhausto tras haber estado en su presencia.

Todos conocemos a alguien así, y es muy fácil de identificar: quizás tengas un hermano que siempre vaya a llorarte al hombro, pero que no hace nada para mejorar su vida. Te pide tu opinión, pero le entra por un oído y le sale por otro.

O quizás tu madre te critica por todo lo que haces. O quizás te sientas agotado tras haber estado con una amiga que se ha pasado toda la tarde criticando a otra amiga.

Seguro que ahora se te está viniendo a la mente algún vampiro que otro. Y encima es una situación muy difícil de gestionar cuando se trata de un ser querido.

¿Cómo identificar un vampiro energético?

El primer paso para tratar con vampiros energéticos es identificarlos. Una cosa a tener en cuenta es que cada uno somos un mundo y lo que a ti te consume energéticamente quizás a mí no y vice-versa. Vamos a ver quién te quita la energía:

  • ¿Se trata de una persona pesimista que siempre se está quejando por todo y siempre ve el vaso medio vacío?
  • ¿Se trata de una persona celosa? La gente celosa es gente insegura; eso les hace intentar pisar a los demás para brillar ellos. En realidad son dignos de lástima porque no son felices y, al no ser felices, les resulta difícil alegrarse por los demás.
  • O quizás ¿es una persona que echa la culpa de todo lo que le pasa a los demás, a la crisis, etc... y no se hacen responsables de sus actos?
  • ¿Es una persona muy criticona? Esta gente se pasa el tiempo arreglando la vida de los demás en lugar de ocuparse de la suya. Juzgan a los demás y les encanta el critiqueo.

Todos hemos tenido alguno de esos comportamientos en algún momento de nuestras vidas; nadie es perfecto. Sin embargo, el problema con los vampiros energéticos es que esos son sus rasgos dominantes.

Ten en cuenta esto, la mayoría de las veces, tus familiares no intentan robarte la energía a posta. Por supuesto que hay gente que sí te dice cosas crueles para hacerte daño pero la mayoría de las veces no es el caso.

Párate y piensa durante un minuto en los vampiros energéticos de tu vida, ¿coinciden con alguno de los perfiles descritos arriba?

5 consejos para gestionar los vampiros energéticos

Ahora que ya has identificado quién te desgasta, veremos qué puedes hacer para sentirte mejor. Si eres una persona empática, te invito a practicar una serie de consejos para liberarte de los vampiros energéticos o por lo menos, a poder soportar su energía en caso de que se trate de alguien cercano que no puedas alejar de tu vida (familiar, compañero de trabajo, etc...).

1. Busca una cualidad positiva en esa persona:

Imagina que tu suegra/madre/padre/amigo es crítico/a contigo y te hace sentir mal; la próxima vez que vayas a quedar con esa persona prueba lo siguiente:

Antes de visitarle o llamarle por teléfono, tómate unos minutos para reflexionar en las cosas buenas que tiene. Aunque te resulte muy difícil, segurísimo que profundizando encontrarás alguna buena cualidad.

Aquí tienes unos ejemplos:

  • Aunque sea una pesada o pesado, sus intenciones son buenas. Quizás no te guste la manera de expresar sus sentimientos, pero lo hace con buena intención.
  • Le encantan tus hijos y es muy cariñoso/a con ellos.

Este ejercicio te beneficiará mucho. Te ayuda a alcanzar un estado mental positivo de manera que cuando estés en presencia de tu madre/suegra/padre crítico te estarás centrando en una cualidad positiva no en lo peor. Este enfoque te permite ver la situación desde una perspectiva global, no sólo centrarte en lo negativo, y en el futuro irás aumentando los aspectos positivos de esa persona, no los negativos que te ponen de los nervios y te desgastan.

Cómo gestionar los vampiros energéticos de tu familia: busca una cualidad positiva

2. Luz blanca:

Visualízate envuelto en una burbuja de luz blanca de protección; imagínate que esta luz te protege de la energía densa que esa persona desprende con su negatividad.

Si eres practicante de Reiki, abre sesión y protégete con los símbolos según el nivel en el que estés.

Cómo gestionar los vampiros energéticos de tu familia: visualizate envuelto en una burbuja de luz blanca

3. NO:

  • No entres al trapo discutiendo ya que eso disminuirá tu nivel de vibraciones y te hará sentir mal. Recuerda si eres reikista: “Sólo por hoy no te enfades” y “Sólo por hoy sé amable con los demás”.
  • No te lo tomes como algo personal: respira profundamente y deja que te resbale. Los vampiros energéticos son personas desequilibradas y son así con todo el mundo, seguro que no te están atacando a ti personalmente. Aunque te cueste, ten compasión por ellos porque no saben hacerlo mejor y seguramente las circunstancias de su vida les han hecho ser así.

Cómo gestionar los vampiros energéticos de tu familia: no discutas y no te lo tomes como algo personal

4. Eleva tu nivel de vibraciones:

Somos seres energéticos y vibramos a cierta frecuencia. Las emociones positivas son ligeras y nos permiten vibrar en alta frecuencia; las negativas son más densas y bajan tu nivel de vibración. Por ejemplo, cuando estás en presencia de una persona amorosa o en contacto con la naturaleza, con tu mascota, etc... ¿a que te da el subidón?

Cuanto más alto sea tu nivel de vibración, más resistirás ante la presencia de los vampiros energéticos. Hay muchas maneras de elevar tu nivel de vibración:

  • Con Reiki, bien con un autotratamiento o acudiendo a un terapeuta de Reiki a que te haga una sesión. A mí personalmente el Reiki me ha ayudado mucho pero quizás tu prefieras el yoga, el tai chi, etc... cada uno somos un mundo y nos van técnicas diferentes.
  • Meditación
  • Agradecer cada día lo que tienes
  • Escuchar tu música favorita
  • El ejercicio es buenísimo... ya sabes: “Mens sana in copore sano”
  • Buscando la belleza en otras personas.

¿Te preguntas cuál es tu frecuencia vibratoria? Fíjate en cómo te sientes... ¿Te sientes agradecido o feliz o por el contrario, tienes emociones negativas? Tus emociones son un gran indicador de tu frecuencia: cuanto mejor estés a nivel emocional, mayor será tu nivel de vibración.

Y también recuerda, “los semejantes se atraen”. Si eres feliz y amoroso, recibirás de vuelta amor.

Cómo gestionar los vampiros energéticos de tu familia: eleva tus vibraciones

5. Pon límites:

Personalmente pienso que la mayoría de las estrategias mencionadas arriba funcionan con la mayoría de los vampiros. Sin embargo, hay personas con las que no tenemos ninguna afinidad y la situación no tiene remedio con lo que tendrás que establecer límites más firmes o quizás acabar la relación (al menos temporalmente para coger fuerzas).

Cómo gestionar los vampiros energéticos de tu familia: pon límites


Espero que estos consejos te sirvan y recuerda que normalmente los vampiros actúan sin maldad pero conviene estar fuerte a la hora de tratarlos para que no te roben la energía.

Susana García

Artículo publicado por Susana García el 25 Octubre 2017. Valoraciones: 5.0 de 5 en 6 votos.