Terapia de Polaridad

Por: Centro Ámate
Resumen:

Nuestro cuerpo es un sistema energético que sigue un patrón determinado en el funcionamiento de todos sus órganos y sistemas. Dicha energía, con un marcado componente electromagnético debido al funcionamiento del sistema nervioso por impulsos eléctricos, fluye por todo el cuerpo siguiendo unos recorridos específicos, como ajetreadas autovías que distribuyen el tráfico por una ciudad.

Por desgracia, siempre hay interrupciones: accidentes, pinchazos, mal tiempo, etc., que ralentizan o bloquean el tráfico. En el cuerpo, la falta de amor, la rabia, la frustración, la vida estresada, la mala alimentación, la falta de movimiento, etc., tienen un efecto similar: los pensamientos afectan a las emociones y a los sentimientos, que a su vez se somatizan en el cuerpo físico generando tensiones, dolor o enfermedad. 

El objetivo de la Terapia de Polaridad es que el tráfico sea fluido, es decir, desbloquear la tensión acumulada en el cuerpo para activar su propia capacidad de autorregulación.

En esencia, toda terapia procura establecer con el paciente una relación de apoyo lo bastante intensa como para desarrollar su creencia en la capacidad de sanarse a sí mismo. Las preguntas que con más frecuencia se realizan cuando una persona se acerca a la Terapia de Polaridad son éstas: ¿Qué es la Terapia de Polaridad? ¿Cómo funciona? ¿Podrá serme útil? ¿Cuántas sesiones debo realizar hasta sentirme mejor? En el primer contacto con el paciente es importante comunicarse con él en términos comprensibles. No sirve de mucho ponerse a hablar de los chakras, los cinco elementos o los polos positivo y negativo.

¿A que ayuda la Terapia de Polaridad?

Persona conectada con el mundoNuestro cuerpo es un sistema energético que sigue un patrón determinado en el funcionamiento de todos sus órganos y sistemas. Dicha energía, con un marcado componente electromagnético debido al funcionamiento del sistema nervioso por impulsos eléctricos, fluye por todo el cuerpo siguiendo unos recorridos específicos, como ajetreadas autovías que distribuyen el tráfico por una ciudad. Por desgracia, siempre hay interrupciones: accidentes, pinchazos, mal tiempo, etc., que ralentizan o bloquean el tráfico. En el cuerpo, la falta de amor, la rabia, la frustración, la vida estresada, la mala alimentación, la falta de movimiento, etc., tienen un efecto similar: los pensamientos afectan a las emociones y a los sentimientos, que a su vez se somatizan en el cuerpo físico generando tensiones, dolor o enfermedad. El objetivo de la Terapia de Polaridad es que el tráfico sea fluido, es decir, desbloquear la tensión acumulada en el cuerpo para activar su propia capacidad de autorregulación. Todo nuestro organismo trabaja para mantenerse vivo y en buenas condiciones; a veces, son nuestras actitudes, pensamientos, emociones o malos hábitos los que entorpecen y complican ese funcionamiento natural.

La nutrición en la Terapia de Polaridad¿Cómo se aplica?

La Terapia de Polaridad trabaja con una serie de contactos en centros vitales específicos y en puntos de tensión o dolor, dando la oportunidad al cuerpo físico para que active sus propios recursos y se liberen la tensión y los bloqueos estructurales. Al liberar la tensión física, se genera un espacio emocional y mental nuevo que puede generar patrones de conducta mucho más conscientes.La Terapia de Polaridad propone a través de la enfermedad iniciar un proceso de sanación consciente en el que el paciente va adquiriendo progresivamente mayor conocimiento de sí mismo. Esta terapia incluye además de los contactos, la nutrición, el ejercicio (yoga de polaridad; posturas, movimientos y sonidos), el estilo de vida y los patrones de pensamiento del individuo.

Orígenes de la Terapia de Polaridad

La Terapia de Polaridad fue desarrollada por el Dr. Randolph Stone (Doctor en Quiropráctica, Osteopatía y Naprapatía) a lo largo de 60 años de carrera profesional. Como el solía decir “la salud no es meramente del cuerpo, es la expresión natural del cuerpo, la mente y el alma cuando están en armonía con la vida”.

José Manuel Peñalver Romero, Dharma
Terapeuta de Polaridad
Profesor de Yoga y Meditación (Yoga Maha Siromani)

Busca tu Terapia
Más sobre el autor