Coge las riendas de tu vida con Reiki

A veces somos muy críticos con nosotros mismos; probablemente lo aprendimos desde muy pequeños y lo tenemos grabado a fuego. Hacemos caso de esa voz crítica porque pensamos que así aprenderemos y seremos perfectos; pero la crítica puede ser muy dañina y generarnos ansiedad. Y un día tenemos tanta ansiedad que ya de repente nos da pavor hacer cosas con las que antes hasta disfrutábamos: no podemos coger un avión, ni hablar en público, ni coger el coche, nos da miedo salir a la calle .... ¡tenemos una ansiedad tan grande como el avión!!!

Y creemos que es producto de algo que nos pasó de pequeños y que nuestra memoria no quiere recordar porque es muy duro, ¿quizás de una vida pasada?... pero no, señores, no.... es producto de esas críticas tan duras que nos ha dejado la autoestima por los suelos.

¿A que no te atreverías a decirle a nadie las cosas tan horribles que a veces te dices a ti mism@?

Desde muy pequeños comenzamos a autocriticarnos duramente, por ejemplo:

  • ¡Qué gord@! ¡no me gusto nada!
  • Soy demasiado viej@ para (estudiar, aprender a usar el ordenador, bailar, comenzar una nueva relación,...)
  • Si digo algo se reirán de mí

Comienza hoy a cambiar poco a poco estos pensamientos negativos por otros positivos. En lugar de decir "No puedo", di "si los demás pueden, ¡yo también!; "soy demasiado mayor para bailar", por "¡qué buen reto aprender a bailar a mi edad! 

Aparte de ese ejercicio mental, el Reiki también nos ayudará a liberarnos pensamientos negativos, serenando nuestra mente y potenciando nuestra autoestima; permitiéndonos amarnos y ser amables con nosotros [email protected]; permitiéndonos comprender y aceptar nuestro malestar. Si eres practicante de Reiki, a continuación te indico cómo:

  1. Haz hincapié en las posturas de la cabeza para calmar tu mente y también en el plexo solar para potenciar tu autoestima y tener valor para coger las riendas de tu vida.
  2. A partir del segundo nivel podrás utilizar los símbolos:
    • Traza el Cho Ku Rei para aumentar tu energía personal
    • Sei He Ki para disipar todas las negatividades (tristeza, preocupaciones, miedos..)
    • Trazar el Dai Ko Myo o símbolo Maestro (tercer nivel), para potenciar los otros dos

Si lo prefieres, busca un terapeuta de Reiki que reúna las cualidades profesionales y humanas que tú necesitas para darte un tratamiento.

Estate alerta de tus pensamientos y cuando te venga un pensamiento negativo, ¡cámbialo inmediatamente por otro positivo! al principio te costará y verás que sin darte cuenta te viene algún pensamiento negativo, pero con la práctica te saldrá automáticamente.

Ojo, detener los pensamientos negativos no significa dejar la mente en blanco porque eso es imposible, ¡ni el meditador más experimentado del planeta puede estar mucho tiempo sin pensar!

Obviamente esto requiere muuuuucha disciplina y trabajo personal diario, ya que no se puede pretender cambiar de la mañana a la noche lo que hemos ido construyendo (mal construido) durante años pero, tanto por experiencia personal mía como de las personas que acuden a mi consulta ¡te garantizo que se consigue!!!!  Dite a ti mismo como la chica del anuncio ¡PORQUE YO LO VALGO!!!!

Susana García
Maestra y Terapeuta de Reiki
Bióloga Mediambiental

Artículo publicado por Susana García el 15 Enero 2014. Última modificación el 24 Abril 2015. Valoraciones: 5.0 de 5 en 5 votos.