Qué es la ansiedad y cómo combatirla

Manel Marina ha escrito las definiciones de Logoterapia · Sofrología

Aprende cómo combatir la ansiedad¿Qué es la ansiedad? ¿Por qué aparece? ¿Qué reacciones puede provocar en ti la ansiedad? ¿La ansiedad es perjudicial o por el contrario, en algunas ocasiones, te puede beneficiar? ¿Qué hacer en caso de que la ansiedad se prolongue en el tiempo? ¿Estás interesado en las respuestas a estas preguntas? Entonces te recomendamos que sigas leyendo este post.

Lo primero que debes tener en cuenta es que la ansiedad es un mecanismo de defensa ante algunas situaciones de la vida que tú consideras que te pueden amenazar o perjudicar. Pero también es un mecanismo para mejorar.

Quizá te resulte extraño lo que te acabamos de decir, pero si ponemos un ejemplo, seguro que lo entiendes: Eres estudiante y tienes un examen muy importante. Te encuentras ansioso ante esta cita y esa ansiedad te impulsa a estudiar más para conseguir un buen resultado. En este caso podemos considerar que la ansiedad es positiva.

Pero, claro, también hay ansiedad, que si nos permites la expresión, puede ser negativa. Te ponemos otro ejemplo: Estás a punto de tener una entrevista de trabajo y estás ansioso antes esta nueva oportunidad de mejorar en tu vida laboral. Cuando llegas a esta entrevista la ansiedad te ha paralizado y ha sido un desastre.

Cuando la ansiedad negativa se prolonga durante el tiempo es cuando podemos empezar a hablar de problemas de salud y es aquí cuando debemos empezar a buscar soluciones a dicho problema.

Causas que provocan ansiedad

1. Causas genéticas

La ansiedad puede estar en los genes. Sí, es cierto. Tu historia familiar puede determinar si eres una persona ansiosa. Si tus padres han tenidos este tipo de trastornos, tú estás más predispuesto a sufrirlos también. También se ha demostrado que en el caso de gemelos, si uno de ellos desarrolla la ansiedad el otro tiene muchas posibilidades de sufrirla.

2. El cerebro, la química cerebral

La ansiedad está relacionado con lo que llamamos neurotransmisores. Estos neurotransmisores son los encargados de enviar mensajes al cerebro. Los más comunes son la dopamina y la serotonina. Cuando la tasa de estos dos neurotransmisores es anormal producen ansiedad. Ello se manifiesta en el hecho de que no puedes controlar tus sentimientos y tus pensamientos. En muchas ocasiones, la medicación es la única forma de solucionar este trastorno.

3. Causas ambientales y personales

En este apartado están la mayoría de problemas de ansiedad porque aquí se engloban las situaciones traumáticas y estresantes. La ansiedad puede estar relacionada con problemas económicos, la situación laboral de cada uno, un divorcio o separación traumática, pero incluso la ansiedad puede venir derivada de un embarazo. Lo peor de todas estas situaciones es que muchas de ellas no dependen de ti, sino de otros, y es muy difícil controlarla.

En este punto también incluiremos un factor determinante para sufrir o no ansiedad. Y éste es la personalidad de cada individuo. No podemos olvidar que hay personas que saben enfrentarse mucho mejor a una de estas situaciones traumáticas que hemos descrito en el párrafo anterior, mientras que otras, que suelen tener muchas veces también problemas de autoestima, tienen mayores dificultades para enfrentarse a ellas.

La ansiedad también viene provocada por las adicciones a drogas como la cocaína, las anfetaminas e incluso a la cafeína.

Los sentimientos como la ira, la tristeza o la venganza también provocan ansiedad.

Otras causas de ansiedad son:

  • La agorafobia o miedo hasta en un determinado lugar.
  • La claustrofobia, o miedo a lugares cerrados.
  • Hipocondría, o el miedo a sufrir una enfermedad.

Cómo combatir un ataque de ansiedad

Algunas de las maneras de combatir un ataque de ansiedad son:

  1. Acudir a un especialista para que haga un diagnóstico adecuado de por qué se ha producido ese ataque de ansiedad. Algunas veces un ataque de ansiedad se confunde con problemas en el corazón.
  2. Hacer ejercicios de relajación y respiración. Se deben hacer cada día mientras dure el ataque de ansiedad. Los ejercicios liberan la tensión que has acumulado al haberte enfrentado a una determinada situación traumática.
  3. Ejercicios físicos y, por la misma razón que antes hacer deporte diariamente.
  4. No tomes estimulantes porque tanto el alcohol, la cafeína o el chocolate lo único que hacen es aumentar la ansiedad en lugar de disminuirla.
  5. Controla tus pensamientos.
  6. Haz frente a las situaciones traumáticas.

Estas son algunas de las causas que generan ansiedad y ataques de ansiedad y te hemos contado algunas maneras de combatirlo.

¿Has tenido alguna vez ansiedad? ¿Cómo la has combatido? Cuéntanoslo en los comentarios.

Y si te ha gustado este post, compártelo.

Artículo publicado por Manel Marina el 6 Diciembre 2015. Última modificación el 7 Diciembre 2016. Valoraciones: 4.3 de 5 en 17 votos.