Salud, terapias alternativas y kinesiología

Experiencia con la Kinesiología para recuperar la saludHoy en día raro es encontrar una persona que se encuentre bien a todos los niveles, y por lo general, muchas se sienten mal tanto físicamente como emocionalmente. La sociedad actual y la forma de vida que tenemos no nos ayudan a mantenernos en equilibrio.

Algunos de los factores que afectan a nuestra salud física y mental son:

  • Alimentación
  • Sedentarismo
  • Estrés
  • Soledad
  • Falta de descanso
  • Tóxicos

En primer lugar habitualmente se trata de buscar el bienestar y la salud acudiendo a tratamientos o terapias más tradicionales, pero cada vez más, hay personas que acuden a otras formas de equilibrarse menos conocidas. El número de estas es muy amplio y a cada persona le va bien una diferente o mejora de forma diferente.

Algunas de las terapias alternativas más conocidas son:

  • Reiki: Trasmisión de energía a través de las manos.
  • Medicina Tradicional China: Prácticas médicas tradicionales desarrolladas en China.
  • Homeopatía: Terapia en la que se administran dosis mínimas de diferentes sustancias para activar los mecanismos de defensa de las personas.
  • Medicina Ayurveda: Es el sistema de medicina tradicional de la India.
  • Quiromasaje: Son diferentes técnicas de masaje manual que sirven para tratar los diferentes órganos y tejidos del cuerpo.
  • Kinesiología: Terapia natural que a través de la respuesta muscular detecta los desequilibrios del organismo a nivel físico, emocional y energético y busca los arreglos a estos.
  • Sonoterapia: Aplicación del sonido con fines terapéuticos. Se pueden utilizar varios instrumentos como por ejemplo los cuencos tibetanos, así como la voz.
  • Flores de Bach: Son 38 preparados a partir de flores que se utilizan principalmente para el tratamiento de desequilibrios emocionales.
  • Meditación (Mindfulness): Práctica de la atención plena para reducir el estrés y mejorar la concentración.
  • Naturopatía: Ciencia que se ocupa de estudiar los elementos naturales de que se dispone y su aplicación para la mejora de la salud.

Hay varios impedimentos por los que estas formas de mejorar nuestra vida no son aceptadas por todo el mundo. Por un lado no se han hecho las investigaciones científicas suficientes. Otra causa es que cada persona, cada cuerpo, cada cerebro, necesita una forma de ser equilibrado diferente y eso provoca que algunas personas que acuden a una de estas terapias no obtienen mejora, siendo sin embargo el problema, que no han ido a la forma correcta de solucionar su problema.

Sin embargo, todo esto no significa que las terapias naturales no sean efectivas. Lo único que significa es que no están suficientemente investigadas y que no todas valen para cualquier tipo de problema.

Mi experiencia con la Kinesiología

La kinesiología ayuda a combatir el estrésLa experiencia que he adquirido a lo largo de varios años y tras estudiar varias disciplinas he aprendido que solo uno mismo sabe cual es el mejor método para equilibrarse, y la terapia que encuentro más efectiva para esto es la kinesiología. ¿Por qué? Voy a exponer los putos que me inducen a este pensamiento:

  • Es el propio cerebro de la persona quién va respondiendo a lo que ocurre a través de la respuesta muscular.
  • Si se utiliza kinesiología holística en la que se utilizan formatos de los diferentes órganos, sistemas corporales, hormonas, enzimas etc, se puede acceder a la información que está en nuestro subconsciente.
  • Se trabaja con herramientas y conocimientos muy diferentes tales como medicina tradicional china, flores de bach, reiki, digitopuntura, cromoterapia, etc.

Por estos motivos, la kinesiología, dentro de las diferentes terapias alternativas, es la forma más adecuada para conocer cuál es el mejor modo de encontrar solución a nuestra falta de salud.

Artículo publicado por Silvia Fuentes el 7 Marzo 2017.