Nuestra sexualidad es parte de nuestra salud

Mitos asociados a la sexualidad. Parejas mayores.Posiblemente si la pregunta de final de carrera en cualquier Universidad de Medicina fuera:

¿Como se denomina la función orgánica en la que participan el Hipotálamo, el Sistema ciclomotor, Sistema circulatorio, Sistema muscular, Sistema nervioso, Sistema endocrino?.

Pocos serian los alumnos que alcanzarían un resultado positivo.

La respuesta es: EL SEXO!

Todos los seres humanos deberíamos tener un profundo conocimiento sobre nuestra naturaleza sexual, pues esta es la fuente suprema de energía que sostiene la Vida. Nadie debería ignorar este conocimiento.

Los mitos asociados a la sexualidad

Los mitos asociados a la sexualidad muchas veces llevan a ridiculizar el tema, pero para los adultos mayores ella es de gran importancia.

Muchas veces las personas mayores no se atreven a hablar el tema ni con su pareja, amigos o con su médico, ya que en su época estas problemáticas no se abordaban públicamente.

Este es el ambiente en que fueron socializados nuestros mayores de hoy, y aunque el cambio es lento, y progresivo, se debe aceptar que la sexualidad en nuestro último periodo de nuestra vida sólo responde al puro deseo de sentir placer,de gozar,de abrazarse a otro cuerpo, en definitiva de amar. A los mayores no sólo se le prohíbe vivir plenamente el amor, sino que sería motivo de mofas y sonrisas pensar que podría sentir algún deseo sexual".

Estos son mitos que debemos eliminar, mitos como:

  • Ser mayor es no tener sexualidad.
  • Los mayores no tiene deseos ni atractivos.
  • Por la edad se pierde el apetito sexual.
  • La actividad sexual es mala para la salud, especialmente en la vejez.
  • Es indecente y de mal gusto que los viejos tengan interés por la sexualidad.
  • En la menopausia termina la vida sexual.
  • Las personas mayores no son sexualmente deseables.
  • Los viejos no son sexualmente capaces.

¿De qué depende la continuación de la actividad sexual por parte de los adultos mayores?

La base está en el buen estado de salud físico y mental. Aquellos sujetos con una actividad sexual habitual y periódica durante otras etapas de la vida, tienen mayor probabilidad de mantener esta actividad cuando envejecen.

Las consideraciones en esta etapa de la vida es que las relaciones sexuales en los mayores, no son iguales a las que se sostenían en la juventud, hay una variación en la frecuencia, en la calidad de la erección, la cantidad de lubricación vaginal, el periodo de excitación varía.

A este respecto, se puede decir que aplicando una alimentación adecuada basada en la Medicina Celular y aplicando métodos como el milenario sistema Tantra, podríamos recuperar en gran manera nuestra juventud sexual.

Consejos para una buena sexualidad

  • Buen estado físico.
  • Mantenerse sano.
  • Conservar una higiene adecuada.
  • Alimentarse sanamente.
  • El coito no es la única manifestación de la sexualidad (vea Tantra).

Aunque el ser humano ha ido evolucionando aun quedan ciertas actividades de nuestra vida cotidiana que siguen casi inalterables con el paso de los siglos. Nuestra sexualidad está enmarcada dentro de más profundo rincón de nuestra privacidad, casi una prohibición.

Muchos han sido los estudios que se han realizado sobre el comportamiento sexual de los seres humanos, siempre realizados desde el punto de vista de un conjunto de comportamientos que conciernen la satisfacción, la necesidad y el deseo sexual.

La sexualidad se nos muestra como una realidad tan compleja y diversa que es imposible acotar todo lo que puede representar bajo una única mirada. También la sexualidad humana reconoce su índole pluridimensional.

  1. Dimensión Biológica.
  2. Dimensión Psicoafectivas.
  3. Dimensión Clìnica.
  4. Dimensión Sociocultural.

Pero pocos son los estudios que se han basado en sexualidad como una forma de Salud y calidad de vida, y debería hacerse, ya que en la actividad del acto sexual, diversas e importantes partes de nuestro organismo forman parte del mismo.

Varias partes del cerebro intervienen en la conducta sexual. Una de las áreas influyentes es el hipotálamo, que controla la liberación de las hormonas hipofisiarias, supervisa las variaciones de hormonas en la sangre y activa los circuitos nerviosos implicados en la excitación. Es el cerebro el que indica a las gónadas lo que deben de hacer y cuando.

Las hormonas y la conducta sexual

Las glándulas del sistema endocrino secretan hormonas que se desplazan por la sangre e influyen en otros tejidos del cuerpo. Algunas glándulas importantes del cuerpo humano son la hipófisis, los testículos y los ovarios. Las hormonas son sustancias químicas producidas y segregadas por las glándulas endocrinas que afectan a determinados órganos, bien acelerando o ralentizando sus procesos bioquímicos. Las hormonas en la sexualidad humana son la testosterona, los estrógenos y la progesterona.

Los testículos producen espermatozoides y andrógenos. El principal andrógeno es la testosterona, y su secreción da aparición a: la profundidad del tono de voz, el crecimiento corporal o la distribución del vello.

En las mujeres los ovarios producen dos hormonas llamadas estrógenos y progesterona. Pero son las glándulas de la hipófisis LH y FSH, las que controlan la emisión de hormonas sexuales en los testículos y los ovarios. En ambos sexos la descarga de hormonas de la hipófisis está controlada por el hipotálamo. Este es un sistema de retroalimentación, que ilustra la interacción existente entre el sistema nerviosos y el endocrino.

Podemos afirmar que se trata de algo más de un simple acto sexual, nuestra sexualidad es producto de la interacción de factores biológicos, psicoafectivos y socioculturales. Nuestra sexualidad, significa más que un simple mecanismo de reproducción puesto a nuestra disposición por la naturaleza.

Los investigadores de la conducta sexual disponen de tres observaciones: fisiológica, cognitiva y afectiva, que les permiten comprender mejor los aspectos del deseo sexual que dependen de mecanismos cerebrales. El "deseo sexual" es, una interacción compleja de procesos cognitivos y fisiológicos, y de unos mecanismos neurofisiológicos y bioquímicos.

Al mismo tiempo nuestro organismo experimenta cambios ante la presencia de estímulos erógenos, produciéndose en ambos sexos dos reacciones básicas: vascongestión y miotonía. La primera consiste en una afluencia masiva de sangre a los vasos de las zonas genitales, que provoca un aumento en el tamaño y una variación en el color de los tejidos afectados. En cambio, la miotonía es el aumento de la tensión muscular. A medida que la excitación se acelera aumenta la vaso congestión y la miotonía, que llegan a su punto máximo cuando se alcanza el orgasmo. Después de los espasmos orgásmicos, los vasos sanguíneos se vacían y los músculos se relajan hasta volver a su forma inicial.

Bajo mi punto de vista la sexualidad no tiene edad y cambia a lo largo de la vida.

“Si pensamos en los beneficios del sexo para la salud podemos compararlos con asistir frecuentemente al gimnasio, lógicamente adaptaremos los ejercicios a nuestra edad ”.

“Las relaciones sexuales representan un ejercicio físico extra. Al igual que las actividades que se llevan a cabo en la vida cotidiana, constituyen un gasto calórico”.

"Los movimientos pélvicos, el incremento de los latidos del corazón, la dilatación de los vasos sanguíneos de los genitales y el orgasmo gastan una energía similar a cualquier otro ejercicio físico.

El importante gasto calórico se debe a varios factores, entre ellos el roce que hay entre los amantes. La fricción lleva a un ajuste térmico que se genera debido al mecanismo de termorregulación del cuerpo, lo que acelera el metabolismo.

“Durante una relación sexual de veinte minutos se consumen entre 150 y 200 calorías, el equivalente a caminar o subir y bajar escaleras. Si se utilizan las técnicas Tantra, para alargar el gozo más de una hora, el gasto puede llegar hasta las 600 calorías”

Bajo estas premisas, al igual que con la edad debemos controlar nuestro colesterol, nuestra presión arterial, nuestros niveles de Calcio etc, etc. para lo cual acudimos a la medicina ortodoxa, medicina alternativa, medicina natural, medicina integrativa, acupuntura, osteopatía, homeopatía etc, etc también debemos controlar nuestra actividad sexual, informarnos de sus beneficios y las distintas formas de mantener una vida sexual saludable.

Al igual que el ejercicio físico debe adaptarse a nuestra edad, también debemos buscar métodos de actividad sexual que nos aporten los beneficios y satisfacción sin una perdida excesiva de nuestra vitalidad, sin que nos ocasione cansancio.

Debemos de cambiar el concepto de sexualidad y enmarcarlo dentro de un proceso evolutivo de nuestro organismo que aporta una mejor calidad de vida, buscando métodos que nos aporten satisfacción personal, métodos que nos sirvan como una terapia, como por ejemplo el Tantra

Beneficios de una vida sexual saludable para los adultos mayores

Las relaciones sexuales constituyen una parte importante de la salud emocional y física. En la actividad sexual también constituye un beneficio para su salud física al reducir el estrés y hacerlo sentir bien con uno mismo.

A medida que envejece, su salud sexual cambia. Sin embargo, envejecer no necesariamente significa el final de su actividad sexual. Utilizando la milenaria técnica del Tantra podemos tener una vida sexual saludable y placentera a cualquier edad.

El estado de salud general afecta a la salud sexual. A medida que envejece, su riesgo de tener problemas de salud aumentan. Las afecciones como la artritis, la enfermedad cardíaca, la presión arterial alta, la diabetes, la obesidad y la depresión pueden hacer que las relaciones sexuales se vuelvan un desafío cada vez mayor. Los problemas de salud también pueden disminuir el impulso sexual, o afectar su capacidad para excitarse o tener un orgasmo.

Pero no se rinda. La técnica Tantra puede ayudará a compensar los cambios que causa el envejecimiento en la vida sexual.

Pero ¿Qué es el Tantra?

El Tantra es una forma de vivir, un camino de superación personal que abarca todos los aspectos de la vida. El Tantra puede definirse como un gran baño de energía que elevará nuestro tono vital y potenciará nuestra autoestima, poder y seguridad personal.El Tantra es el más "potente y directo" sistema para el desarrollo integral del ser humano.

Una de sus variantes, y la más conocida en Occidente, la particular visión de sexualidad, diferente a la sexualidad ordinaria, que llena de vitalidad y energía al ser humano, que lo despierta y le aporta consciencia y sensibilidad. El hombre y la mujer no han sido creados iguales. La diferencia esencial entre la naturaleza sexual del hombre y de la mujer se encuentra en sus energías. Éstas producen diferentes sensaciones y orgasmos, el masculino y el femenino.

Una manera de vivir la sexualidad en la que los hombres pueden obtener un beneficio revitalizador de los impulsos sexuales, en lugar de hallarse siempre a su merced. En vez de agotar las reservas de esencia y de energía, precipitándose en la debilidad, pérdida de vitalidad, enfermedad, depresión, etc., el sexo puede realizarse de forma que incremente la vitalidad y el bienestar. El conocimiento que se necesita para ello se encuentra en la naturaleza del Tantra.

Cuando la sexualidad es practicada según los principios Tantra, más que ser una prueba agotadora, se conviene en una fuente inagotable de energía. Se convierte en lo que es, en un pozo de aguas vivas que jamás se seca.

A nivel físico:

  • Eyaculación precoz.
  • Impotencia, erecciones débiles.
  • Falta de libido (ganas de tener relaciones sexuales).
  • Ausencia de orgasmos.
  • Incontinencia urinaria.
  • Falta de energía.
  • Problemas de próstata.
  • Infertilidad.

A nivel emocional:

  • Traumas del pasado (educación familiar o religiosa represiva, separaciones de pareja, complejos, falta de autoestima, sentimientos de culpa, etc.).
  • Dudas de identidad sexual.

La maestría sexual:

  • Tengas o no problemas a este nivel, puedes aprender la maestría sexual y de las relaciones.
  • Los hombres aprenden la diferencia entre eyaculación y orgasmo. Aprenden a elegir cuándo eyacular, a tener orgasmos sin eyacular, de modo que no pierdan energía con el acto sexual sino todo lo contrario. Esto, además, ayuda a regenerar los órganos y las células.
  • Hombres y mujeres pueden aprender a que los orgasmos se expandan por todo el cuerpo.
  • Aprender cómo es el sexo contrario y cómo funcionas tú en las relaciones. La mayoría de problemas de pareja surgen por desconocimiento de cómo funcionan el masculino y el femenino.
  • Aprender a conectar y a formar un equipo con tu pareja para llegar a espacios de intimidad y de gran gozo que anhelas.

Beneficios individual

  • Tener más energía, salud y vitalidad para aplicarla en las áreas de la vida donde lo necesites porque el Tantra debidamente practicado, regenera, rejuvenece, vitaliza y aporta energía para la vida cotidiana.
  • Tener más autoestima y un sentimiento de mayor valía personal, con más capacidad para tomar decisiones y buscar la armonía. Se trata de vivir en plenitud con uno mismo, de realizarse creativamente, de ser lo más grandes que podéis ser viviendo en armonía entre cuerpo-mente-emociones y espíritu.
  • Fomenta el psiquismo, la claridad y la intuición aportando certeza a la vida y alejando las dudas que tanta energía consumen y tanta ansiedad produce. La práctica de canalizar la energía sexual y reconducirla al cerebro es una poderosa estimulación neuronal, por lo que aumenta la eficacia mental, armoniza los dos hemisferios del cerebro. el desarrollo de la intuición, los sentidos psíquicos y la capacidad de comunicación con el subconsciente.
  • Mejora tus relaciones en general y las afectivas en particular, pudiendo lograrse esa armonía con los demás que deriva de tu armonía interior. Así, mejora tu relación de pareja si la tienes y, si no tienes pareja, te ayuda a poder conseguir relaciones armónicas y estables. Si avanzamos en nuestra plenitud personal, cultivando la fortaleza interior, si en resumen somos capaces de darnos satisfacción estaremos en condiciones de dar satisfacción, de relacionarnos creativamente con el mundo y los demás, especialmente en nuestras relaciones afectivas; si tenéis pareja o para encontrarla si no la tenéis.
  • Aporta una mayor actitud y capacidad para gozar de la vida en general y de la sexualidad en particular.
  • Aumenta la potencia sexual, la capacidad para gozar del sexo pero también de saber manejar su poderosa energía, de saber jugar con ese Fuego Sagrado sin que te quemes y sin dejarte llevar por actitudes sexuales o situaciones que no te convienen.
  • Fomenta la creatividad, los recursos personales, la inteligencia, y la imaginación.

Beneficios del tantra para el hombre

  • Dominio completo del control de la eyaculación.
  • Hacer el amor tanto tiempo como quieras y no tener que preocuparte de perder la erección.
  • Ser capaz de satisfacer en todos los niveles.
  • Aprender a ser multiorgásmico.
  • Conseguir estados elevados de éxtasis y placer.
  • Trasformar el acto sexual en una experiencia sagrada que envuelve a ti y a tu pareja en todos los niveles.

Beneficios del tantra para mujer

  • Descubrir los secretos para poder expandir su magia sexual y potencial orgásmico.
  • Descubrir lo que puede hacer para ayudar a su pareja a que dure más.

En resumen, la práctica del Tantra convenientemente realizada ayuda a la autoestima, la capacidad de amar, el desarrollo del poder personal, el despertar de los sentidos psíquicos y la mejora tu vida global en todos sus aspectos. Por todo esto se le ha considerado desde siempre como un camino de superación personal eficaz.

Artículo publicado por el 1 Mayo 2013. Última modificación el 24 Abril 2015.
Este artículo ha recibido 2822 visitas. 4.5 en 4 votos.