¿Qué es la kinesiología holística?

¿En qué consiste la kinesiología holística?La kinesiología holística es una herramienta de diagnóstico, la cual responde o funciona por un estímulo, a través del cual, el cuerpo da una información.

Esta información viene dada por una acortación de una de las cadenas musculares, lo que en el ámbito de la kinesiología se conoce con AR (Arc Reflex).

¿Qué quiere decir cadena muscular?

Se entiende por cadena muscular a un grupo de músculos y fascias, los cuales tienen un trabajo conjunto, por ejemplo los brazos o las piernas.

Los ambos brazos de una persona miden prácticamente lo mismo, digo prácticamente porque todos sabemos que no somos simétricos del todo, pero la diferencia es milimétrica; cuando se da la respuesta AR se puede ver una diferencia de longitud de más de un centímetro, en algunas personas, puede que más.

Es así entonces como a través de los estímulos apropiados, el AR va dando toda la información necesaria para saber o diagnosticar:

  • qué ocurre,
  • cómo ocurre,
  • por qué ocurre y
  • cuál es la solución a todo lo que ocurre.

Kinesiología con una visión holística

En la kinesiología holística se trabaja con cuatro campos implicados todos entre sí.

Estos son los campos:

  • Energético,
  • Emocional,
  • Químico y
  • Estructural

¿Qué quiere decir esto?

Pues que a causa de una descompensación emocional (por ejemplo) se puede dar una disfunción o descompensación energética, emocional o estructural...cualquiera de las otras tres y viceversa.

Por lo tanto, a través de esta herramienta podemos encontrar muchas patologías o disfunciones y ayudar a sanarlas.

Cada campo trabaja en varios niveles o más bien se podría decir que cada campo tiene sus propias herramientas de ayuda y liberación.

En el campo energético se pueden diagnosticar disfunciones energéticas y geopatías, para las que podemos encontrar ayuda en terapias como: la auriculoterapia, la técnica de los 5 elementos (acupuntura), cromoterapia, música, reflexología podal...

En el campo emocional podemos diagnosticar bloqueos emocionales provocados por un golpe o un trauma, como también alteraciones del sistema nervioso central, depresiones ya sean provocadas por el exterior (exógenas) o ya sean provocadas por disfunciones internas (endógenas). Podemos encontrar ayuda en tratamientos como la integración de emociones, las Flores de Bach, el tapping, la regresión...

En el campo estructural podemos localizar o diagnosticar si alguna de nuestras vertebras están rotadas o bloqueadas, las cuales pueden alterar también a nivel fisiológico el organismo. El tratamiento estructural sería la manipulación osteopática o quiropráctica.

En el campo químico podemos saber y buscar que le ocurre a nuestro cuerpo, el porqué de alteraciones y disfunciones, patologías... basando el estudio, principalmente, en las alteraciones de la flora intestinal, la cual es, en la mayoría de veces, la causante de muchas patologías e inflamaciones fisiológicas.

A nivel intestinal y de digestión podemos encontrar muchas patologías inflamatorias, podemos encontrar disbacteriosis intestinal, cándidas, parásitos... los cuales nos desequilibran la flora y nos producen tóxicos intestinales. Esta toxémia se verá más tarde agrabada por las intolerancias alimentarias, las cuales también acabarán produciendo toxémia y filtración a los líquidos del cuerpo, alterando así la homeostasis del cuerpo y dando como resultado diferentes patologías.

En el campo químico podemos encontrar tratamiento en la fitoterápia, oligoterápia, vitaminoterápia, además de en una correcta alimentación para poder regular el problema creado y sanarlo. En definitiva una base naturista y alimentaria.

Es así entonces como la kinesiología holística encuentra para todas y cada una de las disfunciones que podamos tener, una solución, pero solamente con la ayuda de nuestro cuerpo, pues es él, el que tiene, solamente, las respuestas de qué necesita y cuándo lo necesita.

Dicho todo esto, no es importante solamente saber dónde tenemos el problema y cómo solucionarlo, sino, ser verdaderamente conscientes y constantes con un tratamiento, que a medio o largo plazo puede sanar patologías auto inmunes, problemas intestinales (diarreas, estreñimiento, digestiones alteradas, cándidas, parásitos intestinales...) problemas circulatorios, edemas... incluso problemas de peso y obesidad, dados muchas veces por las intolerancias alimentarias no tenidas en cuenta, las cuales producen toxicidad intestinal y foco tóxicos en los líquidos del cuerpo, desequilibrio homeostático, como ya hemos dicho anteriormente.

Es así como la kinesiología holística se convierte en una herramienta de diagnóstico muy importante que puede ayudar a todo el mundo.

Artículo publicado por el 28 Junio 2015. Última modificación el 28 Junio 2015.
Este artículo ha recibido 4700 visitas. 4.8 en 35 votos.