Masaje Sueco

Por: Ester Malo
Resumen:

El masaje Sueco es un tipo de masaje tonificante y relajante, que favorece la liberación de toxinas y la eliminación de tensiones en nuestro cuerpo.

Muchas modalidades de masajes occidentales, entre ellas el quiromasaje, tienen su origen en el denominado masaje sueco. Esta técnica manual combina fricciones, amasamientos y cacheteos, y se fundamenta en los conocimientos de la anatomía y fisiología.

Los orígenes del mismo se le atribuyen a Peter Henry Ling (Suecia 1776-1839), considerado el "padre del masaje".

Persona realizando un masaje sueco

El masaje sueco combina fricciones, amasamientos y cacheteos. Es un masaje que ayuda a relajar, a equilibrar, a liberar todas aquellas toxinas que no necesita el cuerpo.

Está basado en técnicas occidentales de anatomía y fisiología y no tiene nada que ver con técnicas asiáticas basadas en puntos energéticos o meridianos.

El Masaje Sueco se podría decir que es el arte de relajar el cuerpo.

No sabemos mucho de su historia y de cómo se fue desarrollando. Conocido también como el masaje básico, es curioso que no nació realmente en Suecia, o mejor dicho, que ni existe tal masaje en Suecia. Seguramente su título de “masaje sueco” se debe a que se escribieron varios libros, la mayoría de ellos acreditados al sueco Peter Henry Ling (1776-1837) y de ahí su nombre, con el paso del tiempo fueron acoplando y añadiéndole diferentes técnicas.

En España, el masaje sueco no es muy conocido, pero si hablamos de quiromasaje o un quiromasajista, sí sabemos que es nuestro masajista. De hecho, el quiromasaje está formado por varias técnicas de masaje, entre ellas el masaje sueco, por no decir que ésta es la esencial y la base del quiromasaje.

Normalmente las sesiones suelen durar de 40 a 50 minutos. Dependiendo de la zona donde se realiza, el masajista trabaja con los músculos de forma intensa realizando un calentamiento previo para después trabajar de forma adecuada los tejidos y músculos más profundos.

Es posible que si nos vamos a otro país veamos que se realiza este tipo de masaje, aunque aquí no es habitual, si le pedimos a nuestro masajista un masaje sueco, seguramente sabrá lo que es y lo que hacer, pero...

¿Cuándo necesitamos un masaje sueco?

Es una técnica que siempre nos va a venir bien, pero especialmente yo la realizo en momentos donde la persona tiene mucha tensión, por ejemplo, en la espalda a una persona que necesita descansar, soltar y relajar toda la presión y tensión acumulada, o en personas que sufren mucho en las piernas, que se sobrecargan, que tienen problemas circulatorios. No es un masaje descontracturante donde la persona sufre, es un masaje donde la persona se relaja y necesita relajarse profundamente.

Es un masaje que no solo beneficia y relaja el cuerpo, sino que también nos ayuda a relajar la mente.

Busca tu Terapia