Craneosacral

Por: Susana Mezquida
También conocida por: Terapia Craneosacral
Resumen:

El Dr. Sutherland comprobó que los huesos del cráneo no están soldados unos con otros y realizan un movimiento o pulsación, debido a la fluctuación del líquido céfalo raquídeo, que circula desde el cráneo, por la espina dorsal y hasta el sacro.

La terapia cráneosacral es una técnica manual, muy sutil, que ayuda a restablecer los procesos naturales de reequilibrio y curación del cuerpo. El terapeuta detecta las zonas de bloqueo o inmovilidad, que indican tensión y mal funcionamiento.

En la sesión se liberan las tensiones y la energía que antes se usaba para mantener la contracción, debido a ello el paciente siente una relajación muy intensa, esa relajación al mismo tiempo le permite conectar con su yo más profundo, a incrementar su vitalidad y a permitir que utilice sus recursos de autocuración.

Sesión de Craneosacral
El Dr. Sutherland comprobó que los huesos del cráneo no están soldados unos con otros y realizan un movimiento o pulsación, debido a la fluctuación del líquido céfalo raquídeo, que circula desde el cráneo, por la espina dorsal y hasta el sacro.

La terapia cráneosacral es una técnica manual, muy sutil, que ayuda a restablecer los procesos naturales de reequilibrio y curación del cuerpo. El terapeuta detecta las zonas de bloqueo o inmovilidad, que indican tensión y mal funcionamiento.

En la sesión se liberan las tensiones y la energía que antes se usaba para mantener la contracción, debido a ello el paciente siente una relajación muy intensa, esa relajación al mismo tiempo le permite conectar con su yo más profundo, a incrementar su vitalidad y a permitir que utilice sus recursos de autocuración.

Esta curación no solo es a nivel físico, sino emocional, se consigue estar mas receptivo con el propio cuerpo, a identificar mejor los mensajes que envía, sobre todo en circunstancias de la vida que nos provocan estrés y ansiedad, como toma de decisiones pendientes, situaciones que no podemos controlar y debemos aceptar…

Además de ayudar al crecimiento personal confrontando al paciente con sus patrones de conducta y dándole herramientas que le permitan modificarlos, este trabajo ofrece buenos resultados también para problemas inflamatorios, de alergias, dolores de tipo nervioso como migrañas, jaquecas, enfermedades psicosomáticas como neurosis, ansiedad, depresión, dolores crónicos, fibromialgia…

La terapia es muy suave y segura, es buena para todo tipo de edades, para bebés, durante el embarazo, postparto, después de una operación, personas mayores.

En los primeros meses de vida, cuando las suturas craneales son muy sensibles, es cuando esta terapia es más efectiva y sirve para prevenir problemas de psicomotricidad y cognitivos. Cada vez más matronas se interesan y se forman en esta terapia.

Una sesión utilizando la terapia craneosacral

La Terapia CraneosacralLa sesión se desarrolla aproximadamente en unos 50-60 minutos, el terapeuta coloca las manos sobre el cuerpo del paciente, que está vestido, solo debe quitarse los zapatos y cadenas o reloj. Antes de las tres o cuatro sesiones no se puede decir que se obtienen resultados.

La técnica de palpación es muy suave pero profunda, busca la causa de los síntomas y los muestra al organismo para que éste active su mecanismo de autocuración.

Utilizando esta terapia, nos damos cuenta que en gran medida la disfunción física viene producida por la repercusión de un problema emocional de fondo.

Susana Mezquida
Terapeuta cráneosacral

Busca tu Terapia
Más sobre el autor