Respiración ovarica, alquimia femenina

Curso/Taller · Presencial

Sanación del masculino, esta meditación busca fomentar la sanación del hombre y la mujer.

...

Detalles del evento

Este evento se ha realizado anteriormente en: Valladolid.

Esta meditación busca fomentar la sanación del hombre y la mujer trabajando esta vez desde la semilla de la vida que es la energía masculina, sanar la energía sostenedora del universo adentro nuestro y así poder tomar esta energía sanamente y elegir como parte nuestra para poder tomar nuestra vida y hacernos seres integrados y pasar de la dualidad que es el masculino, femenino al uno.

Porque todos somos uno y el retorno a nuestro origen, juntos hombres y mujeres es el verdadero camino hacia la sanación y el despertar de una conciencia unificada.

Hombres y mujeres juntos tomándonos, amándonos y sanándonos. Porque sana uno sanan todos (Sajeeva Hurtado).

Esta meditación ha sido creada por Sajeeva Hurtado, creadora del sistema de sanación femenina Respiración ovárica, Alquimia Femenina y Respiración Alquimica, Sexualidad Sagrada.

Qué es la respiración ovárica, alquimia femenina

Los ovarios, el útero y los senos son la parte de la anatomía femenina con más potencial energético de todo el organismo, es allí donde se encuentra intrínsecamente la semilla de la vida.

La técnica de Respiración Ovárica, reúne diferentes secuencias que nos ayudan a contactar esta energía y aprender a utilizarla en pos de nuestra propia sanación para poderla compartir con otras mujeres.

Es un proceso de sensibilización, conciencia, limpieza y purificación energética. Una vez tomado el contacto con esta energía entramos en una segunda faceta de distribución y sanación alquímica. Este proceso nos permite mantener el flujo energético de nuestro cuerpo fluido y libre, y así, no sólo prevenir y tratar enfermedades, sino también vivir una vida más plena y fértil; y al decir fértil nos referimos a un sentido más amplio de la palabra, no sólo a concebir hijos físicos.

Las mujeres somos la fuente creativa del universo, somos el gran útero creador, donde todo lo que se siembra florece. Esa energía que solventa la vida, proviene de los óvulos que se generan en los ovarios. Cuando una mujer cede su poder, o sea, cede su energía creativa (sexual) y se deja penetrar indiscriminadamente, no sólo por hombres variados, si no por el entorno, llena sus distintos cuerpos con una capa energética densa que consume su energía vital y la aleja de su poder personal, el cual, es por naturaleza el poder de la creación. Contactar de nuevo con nuestro poder personal activa inmediatamente al sanador o maestro interior, que es realmente en quien nos debemos apoyar para realizar el tránsito de esta vida alineadas con nuestra misión.

En la práctica, tanto en consulta como en grupo de la respiración, nos orientamos a llevar a la practicante a alinear la mente, las emociones y el cuerpo, para a través del contacto con uno de ellos poder desbloquear los otros, retomando la unidad y llevando a la persona a la integración de sus distintas partes.

Muchos de los bloqueos con los que nos encontramos en el cuerpo vienen dados por creencias, por introyectos, por nuestra raza, credo y lugar donde vivimos. Cada cultura tiene una concepción distinta de la energía sexual y de lo que significa ser mujer. Eso marca ampliamente nuestra actitud hacia esta energía, por eso parte del proceso va orientado a la limpieza emocional y mental y a la separación del yo y el entorno, a través de técnicas de la psicología gestáltica y de pautas lingüísticas.

Es planetariamente urgente que la mujer sana su útero, se alinee con su feminidad, integre su masculinidad y resignifique la sexualidad. Este es un llamado a todas las mujeres a recuperar y vivir su potencial femenino, que está latente bajo capas de nuestras mentes, emociones o de desarmonías de nuestros cuerpos.

Objetivos de la técnica

  • Recuperar la conexión con la sabiduría de nuestro cuerpo, emociones e intuición.
  • Soltar bloqueos físicos, mentales y emocionales y abrirnos a la energía sexual creativa que habita en cada una de nosotras.
  • Resignificar nuestro cuerpo, la sexualidad, la sensualidad y la fertilidad.
  • Mejorar nuestro conocimiento personal a través del contacto íntimo con nosotras mismas.
  • Desarrollar una mejor autoestima, equilibrio emocional y confianza.
  • Actuar sobre patologías específicas como cáncer, problemas menstruales, de fertilidad o de más desarmonías orgánicas femeninas.
Sugerencias de eventos