Shiatsu

Por: Rosalía Gómez Escribano
Resumen:

El Shiatsu, es una terapia manual de origen japonés, que se realiza con la presión de los dedos y con una serie de manipulaciones como estiramientos, rotaciones, etc.

Las raíces del shiatsu contactan con la filosofía de la Medicina Tradicional China, la cual no ve al cuerpo humano como un sistema físico aislado, sino que considera que dispone además de un sistema energético que anima al físico y forma con él una unidad. Esta unidad, a su vez, se relaciona con el entorno, que a su vez le influye y estos factores son tenidos en cuenta. 

El objetivo de este tipo de masaje es mejorar la salud estimulando la capacidad de autocuración, que de forma natural posee nuestro organismo, mediante la presión.

Aplicación de Shiatsu

El Shiatsu, es una terapia manual de origen japonés, que se realiza con la presión de los dedos y con una serie de manipulaciones como estiramientos, rotaciones, etc.

Las raíces del shiatsu contactan con la filosofía de la Medicina Tradicional China, la cual no ve al cuerpo humano como un sistema físico aislado, sino que considera que dispone además de un sistema energético que anima al físico y forma con él una unidad. Esta unidad, a su vez, se relaciona con el entorno, que a su vez le influye y estos factores son tenidos en cuenta.

El objetivo de este tipo de masaje es mejorar la salud estimulando la capacidad de autocuración, que de forma natural posee nuestro organismo, mediante la presión. Dicha presión llega a diferentes receptores que hay en la piel y en lo músculos, que envían un mensaje al encéfalo a través de la médula espinal, suministrándole información sobre dolor, calor, presión, vibración, etc. 

Los centros encefálicos interpretan la información sensitiva recibida e inician una respuesta motora transmitiendo la orden consciente o inconsciente por vía nerviosa motora (eferente) al órgano efector correspondiente, el cual efectuará la acción que se le ordena: contracción, relajación, secreción, pulso rápido o lento, etc. La respuesta cerebral no será sólo a través de fibras nerviosas, sino que también se producirá una respuesta hormonal mediante la producción de hormonas hipofisiarias que, a través de la sangre, estimularán las glándulas endocrinas y provocarán una modificación del comportamiento tanto físico como psíquico. 

De esta manera, la terapia Shiatsu funciona como un importante medio terapéutico modulador del sistema muscular, nerviosos, endocrino, circulatorio, etc. A continuación se describe el efecto de la presión realizada con Shiatsu en los diferentes sistemas del cuerpo.

Breve descripción de los sistemas funcionales del cuerpo y el efecto que el masaje shiatsu ejerce sobre ellos

La piel

Benefícios del shiatsu en la pielLas cinco funciones más importantes de la piel son: 

  1. Protección
  2. Sensación
  3. Termorregulación de la temperatura del cuerpo
  4. Funciones metabólicas
  5. Respiración

La aplicación del Shiatsu sobre la piel estimula la circulación de los capilares en los tejidos cutáneos, activa las células dérmicas y vigoriza la secreción de las glándulas sebáceas; esto permite mantener una piel tersa, elástica y suave, estimulando la secreción de las glándulas sudoríparas y la eliminación de desechos por medio de las mismas.

Sistema muscular

Los músculos son los responsables, en gran parte, del movimiento y la bipedestación. El tejido muscular tiene propiedades de excitabilidad, contracción, extensión y elasticidad, confiriéndole las características que le permiten realizar sus funciones.

Cuando se desarrolla una intensa actividad física nuestro organismo necesita una cantidad de oxígeno mayor de la que dispone en ese momento en la sangre, creándose en el músculo una necesidad de oxígeno. Por ese motivo se percibe la fatiga y se respira con rapidez para aumentar el caudal de oxígeno necesario. Para superar la deuda de oxígeno, los músculos recurren a otro proceso del cual consiguen la energía sin el concurso del oxígeno. Este proceso se basa en la degradación del glucógeno, sustancia almacenada en el hígado y los músculos, como material de reserva energética. De la degradación incorrecta del glucógeno muscular se produce la formación del ácido láctico, cuya acumulación en el músculo da lugar a la sensación de rigidez y dolor que comúnmente llamamos agujetas.

La presión del Shiatsu ejercida en todo el cuerpo mejora la circulación y ayuda a que el ácido láctico sea transportado al hígado, donde se reconvierte en glucosa y flexibiliza los músculos, modulando el tono muscular.

Además, la influencia del Shiatsu en el músculo cardíaco y los músculos viscerales la realiza a través de la estimulación de los nervios autónomos que controlan dichos músculos.

Sistema esquelético

Los huesos están formados por tejido óseo y tiene la función de ser el sostén y armazón del organismo, proteger a los órganos internos, producir células sanguíneas y almacenar energía; junto a las articulaciones, los músculos y ligamentos forman el aparato locomotor que permite realizar movimientos. 

El masaje Shiatsu ayuda a mantener lubricadas las articulaciones facilitando su movimiento.

Sistema circulatorio

Fundamentalmente, podemos decir que el Sistema Circulatoria se encarga de aportar los nutrientes necesarios para el metabolismo celular, así como la eliminación de las sustancias de desecho resultantes de las reacciones bioquímicas. Además el torrente sanguíneo transporta hormonas provenientes de las diferentes glándulas del sistema endocrino. 

El Sistema Circulatorio está formado por el corazón, los vasos sanguíneos y la sangre. El Shiatsu, al presionar sobre los músculos, ayuda a mantener los vasos sanguíneos flexibles, ayudando de esta manera a prevenir el endurecimiento de las arterias y mejora la circulación de retorno en las extremidades inferiores. También, a través del Sistema Nervioso Autónomo, el Shiatsu puede controlar la tensión arterial y el ritmo cardíaco.

Reflejos viscero cutáneos

Cuando existen anormalidades en los órganos internos o en sus funciones, dichas anormalidades se reflejan en la superficie corporal. La excitación de los nervios aferentes de los órganos y vísceras opera sobre las astas posteriores de la médula espinal, sobre los nervios autónomos asociados con ella y sobre los nervios sensitivos de la piel y la musculatura. Esta excitación produce una hiperestesia en la zona de la cabeza o un exceso de tensión muscular que puede producir rigidez y dolor en las zonas de hombros, brazos, espalda, abdomen y pecho. 

Estas señales que se localizan en la superficie corporal se llaman dolores referidos y se piensa que su acción se hace posible a través de la transmisión directa que hacen las fibras nerviosas, manifestando las irregularidades orgánicas en la superficie corporal de forma refleja sin mediar la sinapsis. 

Así como una comunicación de los órganos interiores hacia el exterior, se puede establecer dicha comunicación desde el exterior hacia el interior, ayudando así a que los órganos puedan restablecer su óptimo funcionamiento. Por ello, las presiones del Shiatsu aplicadas a zonas hipersensitivas o a las regiones musculares tensas de la superficie del cuerpo envían señales que provocan reflejos en los órganos internos, estimulándolos a mejorar su función y sus posibles anormalidades. 

También cuando el terapeuta de Shiatsu toma contacto con las cadenas paravertebrales de la espalda puede determinar, a través del dolor referido, el estado de los órganos y vísceras, al sentir el tono muscular de la zona presionada y elaborar la correspondencia de la raíz nerviosa de la médula espinal con el órgano o víscera correspondiente.

Sistema digestivo

Benefícios del shiatsu para el sistema digestivoEl sistema digestivo es un conducto o tubo largo constituido por diferentes órganos encargados cada uno de diferentes funciones. Estos son: boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso y recto. 

El organismo debe recibir del exterior una serie de alimentos como fuente de energía para nutrirse y mantenerse vivo. Dichos alimentos, debido a la forma que presentan, no pueden ser asimilados por las células; por ello han de tener que pasar por una transformación antes de que sean incorporados al organismo.

En este proceso de transformación también intervienen el páncreas y el hígado, los cuales secretan en el intestino delgado sustancias importantes como son el jugo pancreático y la bilis, que ayudan en la digestión de los alimentos.

La aplicación del Shiatsu en la zona abdominal ayuda a mantener los órganos y vísceras flexibles, lo que les permite tener un mejor funcionamiento. Cuanto éstos están duros o rígidos es señal de desorden; por ello la presión sobre cada uno de ellos ayuda a mejorar el tono de los mismos. También el Shiatsu, a través de los estímulos de presión sobre el Sistema Nervioso Autónomo, ayuda a equilibrar el proceso digestivo. Se sabe que el sistema parasimpático estimula la secreción gástrica mientras que el sistema simpático lo inhibe. Así, equilibrando el SNA, mejoramos el proceso de la digestión.

Sistema inmunológico

El sistema inmunológico de defensa reside fundamentalmente en el Tejido Conectivo que ocupa el espacio intersticial entre las células, los vasos sanguíneos y la sangre.

El sistema inmunitario está notablemente ligado con el estado del Sistema Nervioso Autónomo y el equilibrio mental. Se ha demostrado la influencia de las depresiones en disminuir las defensas y aumentar la incidencia de determinadas enfermedades relacionadas con tumores malignos.

El tratamiento Shiatsu es muy importante en el estímulo del poder inmunitario del organismo, pues regula directamente zonas conjuntivas de transmisión y modifica las reacciones de un Sistema Nervioso Autónomo en desequilibrio.

Sistema endocrino

El Sistema Endocrino comprende un conjunto de estructuras llamadas glándulas, cuya misión es la producción de sustancias llamadas hormonas. Estas hormonas son liberadas a la sangre y distribuyéndose por todo el organismo actúan sobre otros órganos modificando su actividad. El Sistema Endocrino es fundamental para la vida del organismo debido a que desempeña importantes funciones para el mantenimiento de la vida: regula el volumen de los líquidos corporales, modifica la actividad del aparato digestivo, influye en el crecimiento, en la reproducción de las células del organismo, actúa sobre el sistema inmunológico, participa en la contracción de la musculatura lisa, etc.

Sistema nervioso

El Sistema Nervioso es un conjunto de órganos constituidos por tejido nervioso, cuya función es la de controlar las funciones del organismo. Las partes principales del SN son el encéfalo y la médula espinal, de las que salen y entran nervios que se distribuyen por todo el cuerpo a través de los pares craneales y nervios raquídeos o metámeras donde comienza el Sistema Nervioso Periférico. 

La función del Sistema Nervioso consiste en controlar las actividades del organismo. 

Clasificación topográfica del sistema nervioso

El Sistema Nervioso, según su localización anatómica, se divide en: 

    1. Sistema Nervioso Central, constituido por el encéfalo y la médula espinal.
    1. Sistema Nervioso Periférico, formado por los nervios que emergen del encéfalo y la médula espinal y que se distribuyen por todo el cuerpo: nervios craneales, nervios raquídeos, sean nervios autónomos y sus ganglios nerviosos o sus nervios somáticos.

Clasificación funcional 

El Sistema Nervioso, sea Central o Periférico desde el tipo de vista funcional se divide en dos tipos de efectores, órganos que responden a los estímulos, que enerva:

  • Sistema Nervioso Somático (SNS) o voluntario: Controla e informa de los movimientos corporales, normalmente de forma voluntaria, y está constituido por centros nerviosos cerebrales y medulares, nervios craneales y nervios raquídeos sensitivos y motores, que inervan el Sistema Musculoesquelético.
  • Sistema Nervioso Autónomo (SNA) o involuntario, formado por órganos que inervan los efectores autónomos: músculos lisos, músculo cardíaco y glándulas y está constituido por centros nerviosos cerebrales y medulares, ganglios y nervios periféricos, autónomos sensitivos y motores.

En el Shiatsu se considera de vital importancia al actuar sobre el sistema nervioso, no solo en el SNS, sino en el SNA, ya éste controla las funciones de los órganos internos y las glándulas del cuerpo de forma involuntaria, ayudando a controlar la presión arterial, los movimientos y secreciones del sistema digestivo, la temperatura corporal, la sudoración, el movimiento de la vejiga urinaria y más funciones que quedan fuera del campo de la voluntad.

Es importante saber que existe la conexión entre el Sistema Nervioso y el Endocrino se establece a través de neurotransmisores y neuromoduladores, producidos en el tálamo e hipotálamo y que actúan sobre el comportamiento psíquico y sobre la producción hormonal endocrina.

ACCIONES DE LOS SISTEMAS SIMPÁTICO Y PARASIMPÁTICO
Efectores Simpático Parasimpático
Corazón Aumento del ritmo cardíaco y potencia del latido cardíaco. Contracción Disminución del ritmo y latido cardíaco. Relajación.
Pupila Dilatación Contracción.
Glándulas salivales Vasoconstricción, que reduce la secreción Vasodilatación, que aumenta la secreción.
Glándulas gástricas Vasoconstricción, que inhibe la secreción Estimula la secreción.
Glándulas intestinales Vasoconstricción, que inhibe la secreción Estimula la secreción.
Pulmones Relajación de bronquios y tráquea. Contracción.
Piel Contracción Dilatación.
Glándulas lacrimales Inhibe la secreción. Estimula la secreción.
Glándulas sudoríparas Aumenta la secreción. Secreción de poco sudor
Medula suprarrenal Aumenta la secreción de adrenalina y noradrenalina. No se conoce la existencia de inervación funcional
Hígado Disminuye la secreción biliar Aumenta la secreción biliar
Vesícula Biliar Relajación Contracción.
Riñón Contracción vascular. Disminución del volumen urinario. No se conoce la existencia de inervación funcional
Vejiga Relajación de la pared muscular (supresión de la orina) Contracción de la pared muscular (estimulación de la orina)
Bazo Contracción y liberación de la sangre acumulada a la circulación general. No se conoce la existencia de inervación funcional
Páncreas Reducción de la secreción de enzimas e insulina. Aumento de la secreción de enzimas e insulina.
Estómago Reduce de la secreción. Aumenta de la secreción
Intestino delgado y grueso Inhibición de la peristalsis. Contracción de esfínteres. Estimulación de la peristalsis. Relajación de esfínteres.
Presión arterial Aumenta Desciende.

 

La terapia Shiatsu es óptima en los casos de estrés, ya que regula el sistema nervioso, aumenta nuestra energía vital y nos ayuda a sentirnos, en el cuerpo y en la mente, más centrados, por lo que nos sentimos más capaces de enfrentar las circunstancias con más claridad. Esta terapia no va a tratar los síntomas que se manifiestan en el cuerpo cuando hay una enfermedad, sino que busca restaurar el equilibrio energético y funcional de cuerpo para que éste recupere su propio poder de autocuración o autorregulación.

Puntos del Shiatsu

A continuación te mostramos los puntos BO y puntos YU del shiatsu:

Los puntos del shiatsu

¿Cómo se realiza una sesión de shiatsu?

Enrique Terraso nos explica en este vídeo cómo se realiza una sesión de shiatsu en la que no hace falta quitarse la ropa.

 

Busca tu Terapia
Más sobre el autor
Servicios Terapéuticos