Taller: Huevos de cuarzo o yoni eggs

Taller: Huevos de cuarzo o yoni eggs

Curso/Taller · A distancia

Los huevos de cuarzo tienen beneficios a nivel físico, emocional y transpersonal.

...

Detalles del evento

Realmente es una técnica maravillosa, pero, si se hace bien. Conozco a muchas mujeres que han trabajado.

No es necesario tener útero o estar en periodo fértil. Puede hacerlo cualquier mujer, con o sin útero y en cualquier momento de su vida cíclica (menos en embarazo y post parto) y climatérica (pues ayuda a la lubricación).

Porque los beneficios son múltiples: a nivel físico, emocional, energético y transpersonal.

  • A nivel físico: trabaja el suelo pélvico, el útero recupera su pulso y se favorece su irrigación y soltura por lo que todos los procesos cíclicos se regulan (menstrual, ovulación) y el dolor menstrual también mejora. Aumenta el placer y el deseo sexual, ayuda en caso de querer concebir por la oxigenación de los tejidos y el aumento de flujo sanguíneo en la zona. Además, relajas la pelvis y tu mandíbula.
  • A nivel emocional: ayuda a conectar con tu esencia femenina, tu cuerpo y tus sentires. El trabajo con el huevo es una ayuda fantástica para trabajar tu energía femenina. Sueltas lo que no te sirve y haces espacio a la vida, recuperando el goce de vivir y la alegría de volver a ti. Haremos conexión útero -corazón.
  • A nivel energético y transpersonal: renueve la energía de tu útero (lo que se conoce como limpieza de útero), conecta con las memorias ancestrales de tu linaje materno y con tu madre directamente, para poder trabajar las lealtades y las cargas que no son tuyas, etc.

Además, el trabajo con el huevo es de gran utilidad cuando no ves plasmados en tu vida los proyectos que deseas y tienes en mente: porque el útero puede estar muy cargado y no puedes crear, abortas tus proyectos por impaciencia, miedo al éxito o al fracaso, etc. El útero es el horno donde se crean y gestan todos y cada uno de tus proyectos (laborales, personales, de pareja,, de hijos).

El taller online es de cuatro sesiones:

  • La primera: para conocer a la mujer, su ciclo y necesidades y determinar que huevo necesita y hacia donde encaminar el trabajo
  • La segunda sesión: hacemos ejercicos de respiración ovárica, apertura de corazón y lo que cada mujer necesite
  • La tercera sesión: se hace el protocolo anterior y se introduce el huevo. Ejercicios con él.
  • La cuarta sesión: en la última colocamos e integramos todo lo que se movió y cerramos con la práctica del vapor vaginal o baño de kune (según las características y necesidades orgánicas de cada mujer). Además, en esta última utilizamos una técnica proyectiva para ver por dónde debes seguir encaminando tu trabajo personal a partir de ahora.

Las sesiones se harán con una separación quincenal.

Al término de esta última sesión te envío por escrito, los ejercicios para que puedas hacerlos en casa, la información del vapor o baño de kune y toda la información que considere sea necesaria para ti en ese momento y tu carta proyectiva.

Piérdele el miedo a trabajar con el huevo y disfruta de sus beneficios.